Jade Davis junto al bebé

Publicidad

Superación

Una mujer con cáncer de mama da a luz a un bebé sano tras varias sesiones de quimioterapia

La mujer, de 36 años, se ha sometido a sesiones de quimioterapia y, afortunadamente, el bebé ha nacido sano y salvo.

En resumen

  • A los pocos meses de quedarse embarazada, le diagnosticaron cáncer de mama triple negativo en estadio 2
  • Su hermana ha contado la historia en Instagram: "Es un milagro"

Una mujer de 36 años enferma de cáncer de mama ha dado a luz a un bebé sano en California, Estados Unidos. Durante el embarazo, la mujer se ha sometido a sesiones de quimioterapia y, afortunadamente, el bebé ha nacido sano y salvo

Jade Davis asegura que cuando se enteró de que iba a ser madre fue el mejor día de su vida, pero que su ilusión se truncó cuando le diagnosticaron cáncer de mama. Su hermana Jasmine ha contado en Instagram que, en su primer trimestre de embarazo, "descubrió un bulto en su seno".

Jasmine relata que le insistió en varias ocasiones para que se hiciese una biopsia y, tras hacérsela, "reveló sus peores temores": le diagnosticaron cáncer de mama triple negativo en estadio 2. "Le dijeron que el bebé que llevaba era demasiado joven para sobrevivir a los tratamientos", cuenta la hermana.

Tras barajar todas las opciones, Jade encontró el Loma Linda University Cancer Center, un centro dedicado exclusivamente a casos de cáncer. "Sus maravillosos médicos pudieron salvarlos a ambos", cuenta la hermana y Bradley, así se llama el bebé, "nació y sobrevivió al cáncer y la quimioterapia con su madre".

"Es un milagro. Sin el embarazo y defendiendo instintivamente su salud y la de Bradley, el cáncer podría no haber sido controlado y ambos podrían no estar aquí. Estoy orgulloso de ella, no solo porque sobrevivió al cáncer sino por la perspectiva positiva que ha adquirido. Su corazón está tan lleno de gratitud y humildad por la compasión que le mostraron durante su viaje", escribe la hermana en Instagram.

La familia de Jade ha lanzado una iniciativa en Gofundme para que a Bradley no le falte de nada "hasta que haya completado" sus tratamientos y la madre pueda volver a trabajar.

Publicidad