El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, no descarta que "en el último minuto" se materialice un acuerdo o coalición con Unidas Podemos (UP) que permita formar Gobierno. En una entrevista con el diario El País, el también ministro de Fomento en funciones analiza la situación creada por la desconfianza entre el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Podemos, Pablo Iglesias, y plantea la oportunidad de gobernar "con un programa pactado con Podemos". Ábalos ha reconocido que el PSOE cometió errores en las semanas previas a la sesión de investidura, pero ha negado que se empezara a negociar tarde: "No, fuimos cambiando de posición a medida que la nuestra no era aceptada. Estas situaciones suelen resolverse en el último minuto".

Según el dirigente socialista, el PSOE fue adaptando su oferta a las reiteradas negativas de Podemos, pero "pero cada vez que cedíamos se planteaba una nueva exigencia, siempre sobre la desconfianza, como si fuera una boda forzada", ha planteado. Así, imperó la desconfianza y, tras presentar la oferta de una vicepresidencia y tres ministerios, el PSOE comprendió que Podemos pretendía no ir en coalición, "sino a un minigobierno incrustado en el Gobierno y cuestionando a quien iba a liderarlo", cuando lo que España necesita es un "un Gobierno que afronte con solidez los retos".

Ahora, la vía de la integración está ya "ensayada y fracasada: fracasó en directo", apunta Ábalos, quien se niega a aceptar la disyuntiva entre coalición y elecciones: "Me resisto a aceptar ese dilema. Es casi un chantaje. Queremos gobernar con un programa pactado con Podemos: es nuestra propuesta de momento", afirma. Sin embargo, no descarta la posibilidad de acabar formando una coalición con Podemos en el último momento aunque da "por agotadas las vías que han fracasado: hay que saber evaluar los momentos y la capacidad de aprovecharlos dice mucho de cada uno. El último minuto no es que las cosas cambien, sino que se materialicen".

A la pregunta de si es reconducible la relación entre Sánchez e Iglesias, el dirigente socialista responde que "debería serlo. A lo mejor las condiciones no están maduras para hoy, pero pueden estarlo en otro momento". Por eso, el PSOE trabaja para definir un programa que poder plantearle a Podemos basado en las propuestas de la sociedad civil y de las formaciones territoriales que condicionaron su apoyo a ciertas mejoras.