El de Camas, se encuentra ahora junto a su familia en Egipto, país que pese a sus diferencias con el madridista consecuencia del enfrentamiento acontecido con el jugador Mohamed Salah en la final de la Champions 2017/ 18, le ha recibido por todo lo alto.

La polémica acción, que acabó con la lesión de Salah en la final de Kiev, no ha sido motivo para acoger al jugador madridista como un héroe, entre flores y el himno de Real Madrid.

Al margen quedan las amenazas e insultos que vivió el año pasado tras la final de la Champions, cuando se le acusó de lesionar a propósito a Mohamed Salah. Sergio Ramos ocupa ahora grandes carteles en Egipto.