El gran numero de supersticiones que existen, han pasado a formar, en algunas ocasiones, parte de la vida cotidiana de las personas. Evitar cualquier actividad el viernes 13, en la mayoría de culturas occidentales, se sitúa entre las principales del 'ranking' de mala suerte. Pero, ¿cuál es el motivo?

El origen de la superstición se remonta al viernes 13 de septiembre de 1307, cuando el rey Felipe IV de Francia mandó la captura de los caballeros templarios de la Orden del Temple para ser juzgados por la Inquisición por crímenes que iban en contra de la orden religiosa. La mayor parte de los integrantes de la orden fueron asesinados, lo que provocó la desaparición de esta.

Desde entonces, el viernes 13 se ha ligado a desastres y mala suerte. A lo largo de la historia no ha sido el único evento fatal que se haya producido.

El viernes 13 de octubre de 1972, tuvo lugar el conocido como 'Milagro de los Andes' en el que el vuelo 517 de la Fuerza Aérea Uruguaya se estrelló en la cordillera de América del Sur. Los supervivientes, para tratar de sobrevivir, llegaron al extremo de tener que devorar a sus propios compañeros fallecidos.

El viernes 13 de noviembre de 1992, se produjo el caso de las 'niñas de alcácer', en el que tres jóvenes fueron secuestradas, torturadas y asesinadas.

El viernes 13 de enero de 2012, el crucero Costa Concordia naufragó tras colisionar contras las rocas de la Isla Giglio. Fallecieron más de una treintena de personas.

Fue el viernes 13 de noviembre de 2015, cuando París sufrió el primer atentado terrorista.

La lista la conforman más acontecimientos fatídicos, por lo que el mal augurio, desde entonces, acompaña a dicha fecha, la cual empleó el cine para titular la película de terror estadounidense 'Viernes 13'.