Las murallas de Sagunto, en Valencia, han sufrida una agresión vandálica, con pintadas por parte de dos jóvenes de 22 y 24 años.

Se les acusa de un delito de daños contra el patrimonio histórico de la ciudad y además de las posibles posibles penas de prisión, deberán pagar 8000 euros . Uno de ellos trató de borrar su nombre y dañó más la piedra.

Barbarie patrimonial, o como dijeron en Santiago de Compostela, en Galicia,"auténtica barrabasada" cuando pintaron una escultura del siglo XII de la Catedral. Le pintaron bigotes y la palabra KISS en alusión al grupo de rock. .

El daño patrimonial fue subsanado como también lo fue en su día la mano robada de la Cibeles o filtrada el agua roja de la Fontana di Trevi a la que un hombre tiró colorante.