Chiara Ferragni celebraba este fin de semana su 30 cumpleaños en Venecia junto a sus mejores amigos pero en esta ocasión tan especial su novio, el cantante Fedez, no podía estar porque tenía que ofrecer un concierto en Verona.

Así, la influencer más relevante del mundo decidió trasladrse hasta allí junto a sus amigos para poder estar junto a su novio en su cumpleaños. Pero lo que no imaginaba Chiara es cómo que iba a acabar la noche comprometida.

Y es que Fedez llamó a su chica al escenario y de repente salieron un montón de corazones entre el público y tras terminar de cantarle una canción el artista puso su rodilla en el suelo para después pedirle matrimonio junto a un impresionante anillo.

La emoción invadió el show y Ferragni no daba crédito a lo que veían sus ojos. Finalmente dijo que sí se quería casar con él y abandonar el escenario cogidos de la mano