Celebrities » Especiales » Pasarelas » Madrid Fashion Week

MBFW MADRID

David Delfin celebra diez años sobre la pasarela sin renunciar a su esencia

David Delfin recurre a una de sus señas de identidad, el 'trompe l'oeil' de superposiciones de tops y chaquetas sobre camisas cuando en realidad es todo la misma prenda.

Publicidad

La primera parte del desfile dedicada a los trajes sastre de pantalones capri y faldas lápiz para ellas y bermudas y shorts para ellos ha sido exclusivamente en gris y blanco. Las camisas, o mejor dicho falsas camisas -en la mayoría de los casos- se cerraban por detrás en la nuca dejando totalmente al aire la espalda. Los pantalones y faldas eran bicolor, en gris salvo por la parte de la cintura en blanco -el mismo color que la camisa- de forma que David Delfin fundía las dos prendas en una, en un nuevo engaño a la vista. Un recurso similar es el que ha utilizado para los botines de los chicos en bicolor de forma que simulaban un zapato con calcetín blanco. Las modelos han desfilado sobre Louboutin de suela roja.

En la segunda parte del desfile ha entrado en escena el color con varios tonos de rojo. Los vestidos quieren parecer dos piezas pero no lo son en un nuevo 'trampantojo', siluetas ajustadas y otras más relajadas gracias al vuelo plisado de las faldas. Bloques de color, asimetrías con una manga sí y otra no. Las chaquetas de tipo 'biker' o 'perfecto'.

Para el final del defile, el estampado 'tutti-frutti' sobre blanco que brilla gracias a las aplicaciones de piedras de color.

La sorpresa, al incio
David Delfin ha abierto su desfile con un excéntrico corto de Diego Postigo que narraba las peripecias de Bimba Bosé para llegar al desfile a tiempo después de haberse quedado dormida. En su trayecto se cruza con la Guardia Civil Rossy de Palma, Mario vaquerizo como gasolinero y marido de una Alska celosa o Topacio como guardia de seguridad.

Publicidad