VEINTE DÍAS SIN RUTH Y JOSÉ

VEINTE DÍAS SIN RUTH Y JOSÉ

José Bretón cuenta su versión sobre lo que ocurrió en la desaparición de los niños

El abogado de José Bretón ha pormenorizado el relato de lo que ocurrió, según su cliente, en la fatídica tarde del 8 de octubre. Lo que el padre de los niños desaparecidos asegura que pasó, detalladamente.

La mañana del viernes 7 de octubre, José Bretón recoge a los niños de casa de su madre en Huelva y los lleva al colegio. En el intervalo en el que los niños están en clase y José los va a buscar, queda con su mujer Ruth Ruíz para tomar un café e intentar arreglar su matrimonio, y le entrega una carta y un ramo de flores. José afirma que su mujer acepta los regalos y le asegura que le contestará.

José Bretón acude al colegio a recoger a su hijos, Ruth y José, y viajan  desde Cartaya a Córdoba y los niños pasan la noche en este domicilio de los abuelos paternos. Bretón duerme en la finca de las Quemadillas. A la mañana siguiente, José recoge a los niños de casa de sus padres y los lleva a casa de su hermana donde juegan con sus primos y comen. Sobre la una y media del mediodía los lleva a casa de sus padres.

Al parecer José deja a sus hijos durmiendo dentro del coche. Un monovolumen que coloca debajo de un chamizo para que no les de el sol a los dos niños y deja las puertas del vehículo abiertas. Es entonces cuando José Bretón se dedica a hacer una hoguera para deshacerse de algunos recuerdos de su esposa. También realiza algunos traslados desde la casa de sus padres a la finca de las Quemadillas. Cuando termina, se sienta con sus hijos en el coche y se queda medio dormido hasta que los pequeños se despiertan. Es entonces cuando se marchan al parque donde desaparecen los niños, donde llega alrededor de las 6 de la tarde. Aparca el coche, cruza la calle con los niños de la mano, y al llegar al parque los deja sueltos porque considera que ya no corren ningún peligro.

Son alrededor de las 6 y 20 de la tarde. Comienza a buscar a sus hijos. Como no los encuentra, llama a su hermano y le dice ésto: "Rafael, ven corriendo que he perdido a los niños". Su hermano acude al parque y entre los dos buscan a los pequeños. José Bretón afirma que también llama a su hermana Catalina, quien le aconseja que se dirija a la entrada del parque porque allí puede aletar de la desaparición de los pequeños.

20 minutos más tarde llama a la policía. Una llamada que José Bretón asegura que se hizo desde el propio parque, pero que la triangulación de su teléfono móvil le situaría en la finca de las quemadillas. Son los detalles del relato de un padre que sigue insistiento en que su único delito es haber perdido a sus hijos.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.