NIÑOS ROBADOS

NIÑOS ROBADOS

Eduardo tiene 4 informes que confirman que los restos donde enterraron a su hija no son de ella

Eduardo y Gloria están convencidos de que su hija está viva, que se la cambiaron al nacer. Tienen pruebas de ADN que lo confirman, lo asombroso es que los resultados del Instituto Nacional de Toxicología contradice todas ellas.

Eduardo no se da por vencido. En 1990 su mujer, Gloria, dio a luz en el Hospital Clínico de Granada. Pocos días después del parto, les comunicaron que había fallecido víctima de una extrañísima enfermedad hepática. Ellos sospechan que fueron víctimas de un cabiazo, que les cambiaron su hija sana, por otra agonizante.

Eduardo tiene cuatro análisis independientes que certifican que los restos exhumados no son de su hija. Ha presentado todas las pruebas ante el juzgado, pero el juez ha dado el caso por archivado. "Si en el caso de los niños de Córdoba ha bastado que tres informes contradigan a uno para que destituyan a una forense y tenga que hablar el Ministro, ¿qué puede ocurrir conmigo que tengo 6 informes que contradicen al de Toxicología?", dice Eduardo.

Los mas vistos

Venus Gillette

Te recomendamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.