MUCHOS, VÍCTIMAS DE LOS AVALES A SUS HIJOS

MUCHOS, VÍCTIMAS DE LOS AVALES A SUS HIJOS

Ancianos y discapacitados, las otras víctimas de los desahucios

Los desahucios no entienden de edad ni de enfermedades. Mmuchos ancianos que han avalado a sus hijos o que han pedido un crédito hace poco, se encuentran con la carta de desahucio si no hacen frente a pagos que en muchos casos superan con creces lo que reciben por sus exiguas pensiones.

En Madrid, Juana y su marido viven con el corazón en un puño, pensando que cualquier día los van a echar a la calle. Ya ni siquiera saben cuanto le deben al banco y están gravente enfermos. Ambos pidieron un crédito de 15 millones de pesetas en el año 1999 para adaptar la casa, pues ella se encuentra en una silla de ruedas.

El banco le negó el crédito pero una financiera que se presentó en nombre de la entidad bancaría se lo ofreció y ellos aceptaron. Hoy en día deben hacer frente a una mensualidad de 2.300 euros cuando apenas cobran 600 euros de pensión al mes. "Cada vez que suena el timbre de la puerta creo que vienen a desahuciarlos. No me importa que el banco se quede con la casa, pero que al menos nos dejen vivir aquí hasta que muramos", reclama.

Por su parte, en Málaga, Felisa es una mujer discapacitada de 60 años. Tiene su casa pagada pero se puede quedar en la calle porque avaló a su hijo y a este no le fueron bien las cosas. Felisa padece psoriasis y su abogado le ha pedido que no salga de casa para que no se aprovechen de su ausencia y los agentes judiciales puedan entrar.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.