POSIBLE RESCATE AL PAÍS VECINO

POSIBLE RESCATE AL PAÍS VECINO

Semana clave para la deuda española y portuguesa

Cada vez es más agobiante la presión de los mercados sobre Portugal, lo que se tradujo en la subida de los intereses sobre su deuda soberana hasta máximos históricos.

Bolsa de Madrid
Bolsa de Madrid | Gtres

España realizará el jueves su primera subasta de obligaciones del Tesoro a cinco años del 2011, con un volumen aún por determinar. Además tanto Portugal como España recibirán el martes el jueves respectivamente la visita de nueve eurodiputados de la comisión sobre crisis financiera, económica y social.

En Portugal se vive estos días con temor a que la presión de los mercados obligue al país a recurrir a la ayuda externa y sorpresa por las acusaciones de tráfico de influencias hacia el favorito a la reelección, Aníbal Cavaco Silva.

Ya la semana pasada los inversores mostraron su desconfianza sobre la situación del país, recelosos de su elevado déficit público y de que no pueda cumplir con sus obligaciones financieras, lo que ha disparado las especulaciones sobre un posible rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En los primeros días de 2011, el país también vio aumentar el paro (+0,8% en noviembre), menguar la confianza de consumidores y empresarios a niveles nunca conocidos antes y caer con fuerza la Bolsa de Lisboa (-3,9%). Por contra, la semana pasada Portugal anunció que creció en 2010 el doble de lo esperado, en torno al 1,4 por ciento, y que el objetivo de reducir el déficit público en dos puntos respecto al año anterior, hasta el 7,3 por ciento, se había cumplido con éxito.

Ayer mismo, la revista alemana 'Deir Zeitung' indicaba en su versión web que los gobiernos de Francia y Alemania estudian pedir a Portugal que solicite cuanto antes la ayuda de la UE y el FMI. El Ejecutivo luso, por su parte, insiste en que no se plantea recurrir a la ayuda externa y que, a nivel macroeconómico, el país presenta datos que no le hacen merecedor de la desconfianza de los mercados. Los inversores, sin embargo, parecen centrarse más en las necesidades de financiación de Portugal, que se estiman en cerca de 20.000 millones de euros.

Los analistas señalan que la verdadera prueba de fuego para el país será la emisión de esta semana, de entre 750 y 1.250 millones de euros en obligaciones del Tesoro a tres y diez años, al coincidir en pocos días con las de Grecia, España e Italia.

Entre tanto, se ha hecho público que el actual jefe del Estado, Aníbal Cavaco Silva, podría haber recibido trato de favor para comprar en 2001 un paquete de títulos de la sociedad propietaria del Banco Portugués de Negocios (BPN) a un euro, precio sensiblemente más bajo del pagado por la mayoría de accionistas. El dirigente vendió esos títulos dos años después a 2,4 euros la acción, lo que le supuso una plusvalía del 140 por ciento, hasta los 147.500 euros, según ha publicado estos días la prensa lusa.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.