Gallegos y vascos votan con total normalidad

Gallegos y vascos votan con total normalidad

Las anécdotas más divertidas de la jornada electoral

Las jornadas electorales suelen estar "salpicadas" de anécdotas y de muchas curiosidades que forman parte de la "liturgia" de un día de votaciones. Recogemos algunas de estas pequeñas historias ocurridas este 21-O en Galicia y en el País Vasco.

Ni la niebla ni las circunstancias han impedido que gallegos y vascos ejerzan su derecho al voto. Los más madrugadores pudieron hacerlo sin esperar cola. Sin duda, ellos tenían mucha prisa.

Más allá del tradicional votante al que se le olvida enseñar el DNI, o de la monja o el cura que acude a votar, la jornada nos ha dejado imágenes curiosas: Irune estuvo de boda este sábado, se iba para casa y no se han presentado los dos vocales que le precedían, así que se ha tenido que ocupar de la mesa electoral, pero ella se lo ha tomado bien.

Para algunos acudir al colegio electoral era su primera vez, y lo han hecho con orgullo y convencidos de que su voz tiene valor y es decisiva. Y claro, entre mesa y mesa, no ha faltado algún despistado. Sin embargo, todos los que acuden a depositar su papeleta saben que votar es un deber cívico.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.