Hay rodajes tan extremos que pueden jugar con la mente de sus actores. Y eso le ha pasado a Dakota Johnson. La actriz de 'Cincuenta sombras' ha confesado que su último rodaje la dejó "tan jodida que tuvo que ir a terapia".