Ingredientes (8 p.):

2 láminas de hojaldre rectangular

150 g de chocolate negro

40 g de mantequilla

1 huevo

azúcar glas

200 g de moras y frambuesas

hojas de menta

Corte 1: - fundir el chocolate y la mantequilla

Corte 2: - hornear

Elaboración:

Pon el chocolate y la mantequilla en un bol y fúndelo al baño María.

Extiende las 2 láminas de hojaldre y cúbrelas con la crema de chocolate sin llegar a los bordes. Enrolla cada una de ella sobre sí misma por el lado más largo formando un cilindro.

Cubre una bandeja de horno con un trozo de papel de hornear. Coloca encima los 2 cilindros dándoles forma circular. Une los extremos de las 2 masas (presionando las juntas con los dedos) hasta conseguir un círculo.

Con unas tijeras, haz de 10 a 12 cortes inclinados (como espigas) por cada masa, sin llegar hasta abajo. Baja cada uno de los cortes hacia un lado (uno para la derecha y otro para la izquierda).

Unta la superficie con huevo batido y hornea la corona a 200º C durante 20 minutos. Pasado este tiempo cubre la corona con papel de aluminio y hornéala durante 10 minutos más. Retírala y deja que se enfríe.

En el momento de servir, espolvoréala con un poco de azúcar glas. Acompáñala con las frambuesas y las moras. Decórala con unas hojas de menta.

Consejo: Para que la corona no se queme es recomendable taparla con papel de aluminio durante los últimos 10 minutos de horneado.