'Partners'

'Partners' crónica un fracaso anunciado

Lo normal para CBS es que las series tengan éxito de audiencia asegurado, sobre todo las comedias. Por ese motivo la network decidió programar 'Partners' después de 'How I Met Your Mother' y antes de '2 Broke Girls', para asegurar el arrastre de la audiencia. Pero la estrategia no dio resultado y la serie se estrenó ante 6,5 millones de espectadores y un más que modesto 2,4 puntos en demográficos (público de 18 a 49 años), un dato muy discreto para la CBS. Demasiado.

Y es que la serie no tiene nada, o al menos nada original. 'Partners' trata de dos amigos desde la infancia, Joe y Louis, hetero y homosexual respectivamente. Ambos son arquitectos y trabajan juntos en el mismo estudio. La sitcom, con risas enlatadas y onomatopeyas de todo tipo, tiene un estilo cutre, trasnochado, con chistes que no tienen gracia y que podían pertenecer a cualquier otra serie. Y todo aderezado con actores mediocres, donde solo se salva, y no por demasiada ventaja, David Krumholtz.

Desde las primeras promos y teasers se veía claramente que la comedia iba a ser un sonado fracaso. Y si en su primer capítulo ha marcado un dato tan bajo, la tendencia será anotar mínimo histórico una y otra vez hasta que CBS decida dar carpetazo y cancelarla. Nadie la echará de menos.

'The New Normal' o las pretensiones de Ryan Murphy

Con Ryan Murphy (creador de 'Glee' y 'American Horror Story') siempre hay expectativas. Se ha convertido en uno de los gurús de la televisión americana, y ahora con su tercer show en antena, 'The New Normal' (NBC) había muchas ganas de ver el resultado final.

UpFronts 2012/13 - NBC

El primer capítulo de 'The New Normal' tiene pretensiones, quizás muchas y muy altas, y cuando una serie apunta tan alto y decepciona el capítulo se te hace doblemente malo. Una pareja gay, David y Bryan, decide contratar a una chica como vientre de alquiler, Goldie, y ella accede a cambio de una generosa suma de dinero. Como secundarias, la peculiar hija y la abuela de Goldie, una republicana recalcitrante, y Rocky, la extravagante secretaria de Bryan.

¿La idea es buena? Sí. ¿El resultado es bueno? No. Murphy tiene experiencia en personajes y temática gay, pero en esta serie ha caído demasiado en el estereotipo, en el cliché más absurdo. Y aunque en 'The New Normal' se advierte un halo del humor más ácido de la primera etapa de 'Glee', no es suficiente y la serie se queda coja, sobre todo de autenticidad.

La audiencia, en cambio, no ha sido ni buena ni mala, aceptable para tratarse de NBC. De los 6,88 millones de su estreno a los 6 millones registrados en el tercer capítulo no hay mucha caída, por lo que es probable que se mantenga al menos por una temporada completa. No estaría mal si fuese una comedia para Lifetime, pero tratándose de NBC y sobre todo, de Ryan Murhpy, esperábamos más.