ObjetivoTV » Número de Serie » Posts

NÚMERO DE SERIE

'The Flight Attendant': Kaley Cuoco ('The Big Bang Theory'), una azafata desesperada… ¿y asesina?

Durante 12 años fue Penny, la vecina de Sheldon. Ahora protagoniza esta comedia negra de acción en la que su personaje no recuerda si mató a un hombre.

Publicidad

Olvídate de 'Pan Am', la serie vintage con azafatas de los 60. También del arranque de la miniserie 'The Night Of'.

La nueva apuesta de Kaley Cuoco se podría haber llamado 'A la mañana siguiente', como la película que dirigió Sidney Lumet en 1986. En aquella una Jane Fonda que casi rozaba los 50 se despertaba de resaca junto al cadáver de un hombre. No recordaba cómo había llegado allí, le entraba el pánico y huía de aquel piso desconocido hacía el aeropuerto. Por el camino se encontraba a un amigo ex policía al que pedía ayuda y que creía en su inocencia. La Fonda consiguió una nominación al Oscar por este drama sobre los efectos del alcoholismo pues su personaje, una actriz en horas bajas, lo era (también su amigo el poli).

Los paralelismos con 'The Flight Attendant' son más que evidentes, aunque la ficción televisiva de ocho episodios adapta en realidad el bestseller de Chris Bohjalian de 2018. No es un drama sino un thriller con tintes de comedia negra, pero comparten a una protagonista atemorizada, que le da a la bebida con alegría (la Cuoco es una joven azafata que no le hace ascos a un buen minibar) y que despierta al lado de un fiambre sin saber qué hacer. No huye al aeropuerto pues trabaja en él, ya que es una asistente de vuelo (de ahí el título en su versión original) que atiende a los pasajeros en primera clase. Es allí, en un vuelo a Bangkok (en el libro es a Dubai, para el caso igual de exótico), donde conoce a la futura víctima, un tipo elegante y atractivo, tanto como lo fue para la khaleesi: Michiel Huisman ('Juego de Tronos').

Todo parece ir viento en popa, salen a cenar por la ciudad tailandesa, beben, hablan, beben un poco más, ríen, y sin parar de beber acaban en la cama. A la mañana siguiente, en efecto, Cassie, que es como se llama el personaje de Kaley Cuoco, se levanta ensangrentada en la habitación del hotel del extraño, y a partir de ese momento su vida se convertirá en una auténtica odisea (ríete de las turbulencias del avión) pues no se contenta con limpiar y huir de la escena del crimen (sin llamar a la policía) sino que de regreso a EE UU estará empeñada en descubrir quién lo hizo. Para más inri, "este muerto está muy vivo" pues aunque yace inerte la pobre Cassie sufre alucinaciones con él.

Producida por Greg Berlanti –que también está detrás de tramas retorcidas como 'You' o 'Blindspot' con otra mujer amnésica–, 'The Flight Attendant' atraerá a los fans de la Penny de 'The Big Bang Theory', sitcom que Kaley Cuoco protagonizó nada menos que durante 12 temporadas. La actriz ha comentado en alguna entrevista que no quería repetir un papel similar, ni tampoco cambiar las risas por lagrimones en cualquier drama. Así que cuando leyó la novela se decidió a producir y protagonizar esta versión que cuenta con una buena dosis de comedia, pero mucha más de acción y de suspense hitchcockiano. Y, sobre todo, de giros imposibles y bastantes sorpresas. Cassie no estará sola en su nueva faceta de detective, ya que se verá con el peligro pisándole los talones por culpa de dos agentes del FBI (Merle Dandridge – 'Greenleaf'– y Nolan Gerard Funk, 'Glee') que podrían detenerla como principal sospechosa si no hace nada por evitarlo.

En la ecuación también encontramos a sus amigas: su colega de vuelo Megan (Rosie Perez, 'Haz lo que debas') y la abogada Annie (Zosia Mamet, 'Girls'), y le echará un cable su propio hermano Davey (T. R. Knight, 'Anatomía de Grey') con el que comparte algunos flashbacks de su niñez que podrían explicar de alguna forma su comportamiento autodestructivo e indómito. Una forma de ser que pasa por su adicción a la bebida (aunque no admita ser alcohólica) y por ser un auténtico desastre, aunque, eso sí, no pueda evitar intentar hacer lo correcto (aunque esto la pueda introducir en una desasosegante historia de espionaje a la antigua usanza). La trama pesadillesca, con pinceladas conspiranoicas, se irá complicando aún más y podría llevar a Cassie a tomar las peores decisiones. Kaley Cuoco demuestra su vis cómica y una gran capacidad para mostrarse como una mujer desesperada, no por culpa de sus vecinos nerds, sino por ella misma, una heroína imperfecta que lucha contra una adicción y una forma de vida trufada de engaños y negaciones. Abróchense los cinturones.

Publicidad