Feriha, la mujer de su vida

A estas alturas, y, aun sabiendo que la pareja no está atravesando por su mejor momento, no hay ninguna duda de que Feriha es la mujer de la vida de Emir Sarrafoglu. Y no solo porque ahora lleve su apellido y un anillo en el dedo, sino porque es la mujer a la que más ha querido, más quiere y probablemente más querrá.

Y eso que su relación no ha sido precisamente fácil. Sus comienzos fueron complicados aunque Emir tardó en entender la razón de los constantes cambios de actitud de su novia. Solo cuando salieron a la luz todas las mentiras, Emir descubrió el gran misterio. Su novia, la mujer a la que pidió matrimonio bajo la nieve en pleno verano, sólo le había dicho una verdad: que lo quería.

Eso sí, Emir también tardó en despejar sus dudas sobre los sentimientos de la hija del portero. Si todo era mentira, ¿cómo creer que esa parte era verdad? ¿Cómo discernir una verdad en medio de tantas mentiras? ¿Cómo confiar en alguien en quien has perdido completamente la confianza?

Hazal Kaya como Feriha Yilmaz en 'El secreto de Feriha' | Nova

Curiosamente, ese bache lo superaron gracias a uno de los grandes enemigos de la pareja: Halil. El tiempo que permanecieron secuestrados fue paradójicamente el bálsamo que sanó sus heridas. Fue en ese momento cuando Emir dejó atrás su rencor y sus ansias de venganza porque sus sentimientos le marcaron cuál era su prioridad: protegerla. Justo lo que hizo después al "secuestrarla" de las garras de Mehmet.

Sin embargo, aquellos tiempos de relativa paz parecen quedar muy lejos. Ahora es Feriha la que castiga a Emir y él responde de la misma manera. Y, una vez más, las mentiras vuelven a ser el gran muro que separa a la pareja. Los dos están juntos porque quieren estar juntos, pero ninguno quiere reconocerlo. Y, mientras tanto, se esfuerzan en ignorarse y herirse.

¿Conseguirán sincerarse el uno con el otro? ¿Recuperarán la felicidad que tuvieron en la cabaña o en la isla? ¿Será esta etapa la prueba de fuego que haga más sólido su matrimonio o será el punto y final de su historia?

Hande, la mejor amiga que aspiraba a más

Cuando Emir conoció a Feriha, en su radar existía otra mujer que suspiraba por él. Era Hande, su mejor amiga, su compañera de fiestas, su confidente.

Hande hizo hasta lo imposible para que Emir la viera. Era la primera en llegar y la última en irse allí donde él estuviera. Era su más firme defensora y protectora. Cuando Emir necesitaba a alguien, Hande hacía acto de presencia. Sin embargo, Emir nunca la vio. Mejor dicho, siempre la vio como lo que era: su amiga; y más aún cuando descubrió que Koray suspiraba por ella. Emir podría ser un mujeriego, pero también es un buen amigo.

A Hande hay que reconocerle que quemó todos los cartuchos que tenía en su mano para conseguir su objetivo, pero le pasó justo lo mismo que a Emir. Cuando creyó que perdía a quien de verdad quería, despertó del sueño. Emir fue un espejismo. Koray es su realidad.

Y ahora nos encontramos con una Hande a la que nos cuesta reconocer. ¿Por qué? Porque, al margen de su complicada relación con Koray, se ha convertido en aliada de Emir y Feriha. Fue Hande quien maniobró para desenmascarar a Rüya. Es Hande quien intenta mantener lejos a Levant. ¿Será real esta nueva Hande o esconde algún maquiavélico plan?

Cansu en 'El secreto de Feriha' | Nova

Cansu, la historia de una obsesión

Si Hande siempre quiso a Emir, ¿qué decir de Cansu? ¿Qué decir de las innumerables fotografías guardadas? ¿Qué decir de sus investigaciones online? ¿Qué decir de sus movimientos para cruzarse en su camino?

Podría decirse que Cansu comenzó como una fan que coleccionaba todo cuanto podía de su ídolo, pero, en algún momento, esa admiración se transformó en una obsesión enfermiza que casi destroza todo a su paso. El problema no es que Cansu quiera a Emir o que aspire a tener algo con él. El problema surge cuando su mente manipula la realidad y convierte a Feriha en el demonio que impide que Emir se fije en ella.

Es complicado analizar el personaje de Cansu. Actúa como una novia despechada, pero nunca fue novia, por lo que el despecho no tiene cabida. También odia a la mujer que evita que Emir se acerque a ella, pero ¿tendría alguna oportunidad si no existiese Feriha? Y en medio de todo esto está su trastorno mental.

¿Actuaría igual Cansu de haberse tomado regularmente y como correspondía su medicación? ¿Habría distorsionado tanto la realidad o se limitaría a patalear porque la hija del portero consiguió lo que ella no pudo alcanzar? ¿Está de verdad estabilizada o corren peligro Emir y Feriha?

Rüya, la fugaz oportunista

Rüya ha sido la más fugaz de las mujeres de Emir, pero también ha sido la que más dolores de cabeza le ha dado. Fue su instrumento para castigar a Feriha por todas sus mentiras y también ha sido el origen de la fractura que vive ahora el matrimonio Sarrafoglu.

Rüya jugó sus cartas. Utilizó su embarazo para apostar a caballo ganador. Y, de hecho, el planteamiento era bueno. Sin duda, Emir hubiera asumido su responsabilidad como padre, pero Rüya no contó con el factor Feriha en la ecuación. Emir cumpliría con el bebé, pero guardando las distancias con la madre.

¿Cuál fue el problema de Rüya? Que para apostar a caballo ganador, hay que tener toda la información y Rüya obvió un pequeño detalle. Emir no era el padre de su bebé. Y si la base central de la apuesta, falla, el resultado es la derrota.

Ece, el fantasma del pasado

Justo cuando Emir dijo adiós a Rüya, tuvo que decir hola a Ece. ¿Quién es Ece? Un viejo amor del pasado, que, a juzgar por el tatuaje que lleva en su cuello, la cara de Hande cuando la vio y las preguntas de Koray, fue bastante más importante de lo que Emir quiere dar a entender.

Sin duda, este es el peor momento para que una ex novia entre en escena. Emir y Feriha se lanzan un puñal tras otro en cada conversación y los celos no ayudan a encauzar la situación. Si Emir se enfurece cada vez que su mujer conversa con el profesor, ¿soportará Feriha que su marido pase cada noche con su amor del pasado?

¿Qué busca Ece con su reaparición en la vida de Emir? ¿De verdad ha entendido que Emir está casado y quiere a su mujer? ¿Se comportará como una simple compañera de trabajo o aspira a recuperar lo que un día fueron? ¿Se mantendrá Emir firme en su compromiso con Feriha o buscará consuelo a sus problemas maritales en Ece?

Aysum, la madre ausente

Y no puede faltar en esta enumeración de las mujeres de la vida de Emir Sarrafoglu, su madre, Aysum. Debería ser la más importante, pero el propio Emir ha reconocido más de una vez que su madre dejó de ser protagonista para ser una invitada en su vida. Lo curioso es que Aysum no se cansa de darse golpes de pecho diciendo que solo busca proteger a su hijo y que quiere lo mejor para él, pero no para de provocarle dolor y problemas. ¿Por qué? Porque Aysum no conoce a su hijo. Porque si lo conociera no ofendería a Feriha cada vez que se la cruza. Porque si lo conociera, no hubiera tendido la mano a Rüya y su madre. Porque si lo conociera, hubiera estado a su lado todas las veces que él necesitaba a su madre y estaba solo.

Emir se ha sincerado con su madre. Le dijo de adulto todo lo que había sentido como niño. Ahora le toca mover ficha a Aysum. ¿Será la madre que Emir necesita o seguirá viendo la realidad a su manera?

La vida de Emir Sarrafoglu ha estado marcada por su relación con todas estas mujeres. Ahora está en un momento crítico. Está casado con la mujer que quiere, pero su matrimonio atraviesa una profunda crisis. La mujer que casi lo mata y la que más daño le hizo en el pasado han regresado a su vida. ¿Cómo gestionará esta situación? ¿Soportará la presión? ¿Qué papel jugarán Cansu y Ece en esta etapa de su vida? ¿Seguirá luchando por su matrimonio o se rendirá? ¿Falta alguien por llegar a esta historia o hemos conocido ya a todas las mujeres que han marcado la vida de Emir Sarrafoglu?

Seguro que te interesa:

Feriha descubre que Emir trabaja con su exnovia