Zeynep, el personaje sorprendente

Zeynep ha sido el último personaje que hemos conocido de Cansu Dere y ha conseguido lo que, a priori, parecía impensable. Que la audiencia se volviera cómplice de la presunta villana de la historia. O acaso ¿cómo habría que definir a una mujer que secuestra a una niña?

Sin embargo, los que nos sentamos cada domingo a ver 'Madre' sabemos que en esta historia las apariencias engañan. Zeynep no es la mala por haber secuestrado a una niña. Zeynep es la heroína de la historia por intentar salvar a una niña de los malos tratos de su madre y su padrastro.

Y Cansu Dere nos sorprende y nos conquista a partes iguales con este personaje. ¿Por qué? Porque Zeynep es aparentemente fría, distante, poco empática, casi asocial. Sin embargo, toda esa capa de acero que parece recubrirla desaparece cuando habla de Melek (Turna). En ese momento todo el hielo se derrite para dar paso a una mujer cariñosa, tierna, que no puede contener las lágrimas al ver sufrir a una niña y que está dispuesta a enfrentarse a todo y a todos por proteger a su hija.

Y esa capacidad para mostrar las dos caras de una misma mujer es lo que hace que no nos cansemos de aplaudir el trabajo de Cansu Dere en esta historia. La misma Zeynep a la que le cuesta besar a su marido es la misma Zeynep que no puede contener las lágrimas cuando su hija la llama "mamá". Es la misma actriz, es el mismo personaje, pero son dos personalidades y Cansu Dere consigue que nos creamos los dos.

Recuerda que puedes ver 'Madre' en Nova cada domingo y en ATRESplayer.

Sila, el personaje heroico

Quien sí fue transparente desde el comienzo fue Sila. Comprendimos su angustia cuando se vio obligada a casarse a punta de pistola con un desconocido. Comprendimos su desesperación por escapar de la jaula de oro en la que había sido encerrada. Comprendimos sus dudas cuando huir de Mardin significaba también alejarse de un Boran al que había empezado a querer. Comprendimos su esfuerzo por combatir la tradición a base de educación y creación de empleo.

Pero Sila no solo consiguió que la comprendiéramos, sino que se ganó nuestra admiración y nuestro apoyo cuando peleó con uñas y dientes todas las batallas que se le plantearon. Porque Sila tuvo que luchar muy duro por quienes quería y por lo que quería.

Peleó para evitar que los defensores de la tradición ejecutaran la sentencia en su contra. Peleó para que sus enemigos no se apropiaran de la herencia de su padre. Peleó para que nadie se interpusiera en su matrimonio con Boran. Peleó para poder ponerse en pie y correr detrás de sus hijos. Peleó para alejar a los niños y mujeres de Mardin de la ignorancia de costumbres decimonónicas y acercarlos a un futuro de conocimiento y educación.

Vuelve a ver 'Sila' en ATRESplayer

Eysan, el personaje indescifrable

Pero para hablar de personalidad complicada hay que recordar a la Eysan de 'Ezel'. Fue la primera vez que vimos a Cansu Dere en las pantallas españolas y consiguió lo inconcebible hasta entonces. Que odiáramos a la protagonista femenina desde el primer capítulo hasta casi el último. Nunca pudimos perdonarle la traición a Omer y sus continuas traiciones a Ezel.

Porque si a Zeynep hemos llegado a entenderá y apoyarla, Eysan ha sido un misterio indescifrable de principio a fin. Por un lado, su personalidad tan oscura nos provoca un rechazo casi indiscutible, pero también nos genera sentimientos encontrados cuando se resquebraja y nos muestra indicios de otra Eysan que permanece oculta, escondida. La Eysan madre que quiere lo mejor para su hijo. La Eysan que va al cementerio a llorar ante la tumba de Omer. La Eysan que sufre por la muerte de Bahar. La Eysan que jura amor a Ezel.

Y, una vez más, Cansu Dere nos cautiva porque consigue que Eysan sea imprevisible porque cuando creemos conocerla, cuando creemos que estamos ante la verdadera Eysan, mueve su melena, mira fijamente, sonríe y nos sorprende con un movimiento que arrasa con todo a su alrededor y vuelve a provocar nuestros improperios.

Hace ya unos meses que despedimos a Eysan y aún nos seguimos haciendo la misma pregunta. ¿Quién es Eysan? ¿Cuál es la verdadera cara de esta mujer? ¿La maquiavélica Eysan que solo busca su propio beneficio sin pensar en nada ni en nadie más? ¿La dulce Eysan que sueña con una familia feliz con Ezel y su hijo? ¿Las dos? ¿Ninguna?

Cansu Dere ha conseguido que Eysan permanezca en nuestra memoria no por sus maldades, ni por su trágico final, ni por su intenso romance con Ezel. No. Seguimos recordando a Eysan porque aún no hemos conseguido entenderla. Zeynep. Sila. Eysan. Tres mujeres muy parecidas en su fortaleza, su valentía y su determinación. Tres mujeres muy diferentes en sus emociones, en sus valores y en sus objetivos.

Una tiene un sueño muy concreto y determinado: cuidar de su hija. Y aún no sabemos si lo logrará.

Otra buscó transformar la mentalidad y forma de vida de toda una comunidad. Y ya sabemos que alcanzó su meta. De la otra aún no hemos conseguido averiguar qué quería y siempre nos quedará la duda de si ella misma lo sabía o si llegó a rozarlo en algún momento.

Tres personajes. Tres mujeres. Una actriz. Cansu Dere. Y un gran mérito: conseguir que nos creamos todas y cada una de sus interpretaciones. Conseguir que la comprendamos, que la admiremos o que la detestemos. Y eso lo logran muy pocas actrices. Ése es el sello de calidad de Cansu Dere. Sorprender. Convencer. Triunfar.

Vuelve a ver 'Ezel' en ATRESplayer