Novalife » Salud

CIRUGÍA GENITAL

¿Por qué está de moda operarse el monte de Venus?

Una de las tendencias en cirugía íntima es realizar una liposucción para reducir grasa en el monte de Venus y así hacerlo menos evidente.

iStock ¿Por qué está de moda operarse el monte de Venus?

Publicidad

Hace varios años que la cirugía estética ya no solo se centra en partes del cuerpo visibles, como el pecho o la cara, sino también en los genitales. Ahora, una de las cirugías en tendencia es la reducción de la grasa del monte del Venus para hacer esta zona menos prominente. Es lo que algunos denominan como “lipopepa”.

Pero, ¿por qué hay mujeres que buscan reducir esta zona de su anatomía? Responde a esta duda Richard Fakin, cirujano plástico y estético del Hospital Vithas Madrid Aravaca. “El motivo por el que cada vez son más las mujeres que deciden realizar este tipo de cirugías es muy diverso. Efectos adversos provocados ya sea por partos o por el paso del tiempo hacen que la piel pierda elasticidad, tonicidad y se torne hiperlaxa. Todo ello provoca pérdida de autoestima y por tanto pérdida de calidad de vida de nuestros pacientes”.

En realidad, este tipo de cirugías ya era habitual en personas que se sometían a una importante pérdida de peso, bien por dietas o por intervenciones como un balón gástrico, pero que acumulaban un exceso de grasa en esta zona más compleja de eliminar. La cuestión es que la moda de ropa ajustada, bikinis estrechos o depilaciones más radicales, que hacen más evidente esta zona que suele estar poblada de vello púbico, han puesto un mayor foco sobre esta parte del cuerpo.

Según el experto, la liposucción del monte de Venus es una tendencia en auge. “Esta cirugía, así como un amplio espectro de procedimientos que componen la denominada cirugía intima, son cada vez más demandadas por nuestras pacientes”.

Cirugía | iStock

Si bien es cierto que en la mayoría de los casos se trata de una opción puramente estética, sí hay casos donde la cirugía se aconseja por motivos más clínicos. “En ciertas ocasiones este tipo de procedimientos se realizan para evitar, por ejemplo, que debido al exceso de piel aparezcan pruritos e irritaciones, originando mal estar y falta de confianza en la persona”.

Más allá del debate de si este tipo de cirugías responde a una nueva obsesión por cánones de belleza en el cuerpo femenino poco realistas o a la estigmatización de zonas del cuerpo femenino, como es el monte de Venus, la cuestión es, como en toda cirugía estética, dar opciones a las mujeres que así lo necesiten. Si ya hemos aceptado que aumentar o disminuir el pecho afecta en la autoestima, de la misma forma puede ocurrir con cualquier otra parte del cuerpo, como es la zona de la vulva. Sin embargo, en este caso cabe apuntar que el monte de Venus tiene su función y que hay que tenerla en cuenta. Este acúmulo de grasa sirve para proteger los genitales internos, sobre todo alejándolos del hueso púbico. Además, también tiene la función de “almohadilla” para amortiguar el golpeteo que suele producirse en los movimientos de vaivén en el coito vaginal. Asimismo, también es una zona con múltiples terminaciones nerviosas que interviene en el placer sexual.

¿Cómo se realiza una liposucción del monte de Venus?

La siguiente duda es conocer realmente en qué consiste realmente este procedimiento. “La eliminación del exceso de grasa en el monte de Venus se realiza mediante la técnica de lipoaspiración. La lipoaspiración se realiza con unas cánulas muy finas que se introducen a través de una pequeña incisión, lo que va a permitir conseguir no dejar cicatrices o prácticamente imperceptibles”, aporta de nuevo Fakin.

Quizás lo más destacado es que se trata de una cirugía ambulatoria, las molestias son tolerables y muy controlables con medicación analgésica, pudiendo reincorporarse a la vida normal en 2-5 días.

Pese a ello, hay mujeres que buscan sentirse más seguras con esta parte de su cuerpo sin tener que pasar por quirófano. Así, el experto asegura que en ocasiones la dieta para reducir la grasa corporal también ayuda a reducir excesos de grasa en esta zona, aunque no siempre resulta una opción suficiente.

Publicidad