Es la nueva moda en Internet: imágenes de niños que hacen algo por primera vez. Desde cantar o bailar, hasta disfrutar de su primer baño. Vídeos que apelan a als emociones y que comparten millones de personas en el mundo a través de la red.