SEÑORITA PURI COMENTA EL PROGRAMA 4 DE 'CASADOS A PRIMERA VISTA'

SEÑORITA PURI COMENTA EL PROGRAMA 4 DE 'CASADOS A PRIMERA VISTA'

Esto es Hollywood

Nuestra tuitera experta en "Cómo sobrevivir a tíos, primos, cuñados y la madre que los parió a todos", @SenoritaPuri comenta el tercer programa de 'Casados a primera vista'.

Señorita Puri
Señorita Puri | Señorita Puri

Después de cuatro programas, por fin tengo una cosa clara: Los que programaron el ordenador que seleccionaba el grado de compatibilidad, tienen menos futuro que el guardaespaldas de Kennedy. O eso o iban a de porros hasta las orejas. 

No es que las parejas sean el agua y el aceite, es que son la Coca-Cola y el Mentos. Deberían quitarles los cuchillos y el matarratas del alcance de la mano, como a los niños pequeños, para evitar una desgracia. Ahí tenemos a Gloria la divorciada y Ross, o Laura y Salva y su sempiterna camiseta imperio de mercadillo de domingo. Salva está decidido a que su mujer le respete y se comporte com una señora-de, y ella le ha mandado de vuelta a la cueva a pintar bisontes. Y con razón. Los que no tienen remedio son Toñi y Logán. De tanto dormir en el sofá el belga tiene la columna vertebral como Forrest Gump. Imagino a su madre en casa viéndole sufrir sobre el sofá y gritando al televisor "¡¡CORRE LOGÁN!! ¡¡CORRE!" Propongo un spin-off llamado La fuga de Logán. Para colmo de males, Toñi le ignora por completo, fascinada al descubrir que hay vida más allá de su pueblo. Parece el tío Matt de los Fraggle: ojiplática al conocer que hay más idiomas aparte del español, que hay ciudades que no tienen Corte Inglés, y que en el horizonte no está el fin del mundo con dragones que engullen barcos.

Los que de momento sobreviven son Enrique y Vero. Esos sí parece que se lo hayan fumado todo. Me recuerdan a aquel chiste de Miliki "¿Es usted barrendero? Pues qué suerte, toda su vida barrriendo". Estos igual. Van felices por el mundo, sin penetración ni roce alguno, por supuesto, que para eso están casados y hay que respetar las tradiciones, pero descojonados de la risa mientras deambulan por Hollywood y beben batidos king-size conducen un Mustang descapotable en su particular American Graffiti. Incluso saludan a un negro vestido a lo Pulp Fiction que ellos aseguran es Samuel L. Jackson, o se sacan fotos en la estrella del paseo de la fama con Christopher Reeve, "el de Los inmortales". ¡Claro que sí! Esto es Hollywood!

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.