Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Negligencia médica

El Constitucional da la razón a una familia por una negligencia médica: "Los minutos son vida y mi marido llegó casi muerto"

El Tribunal Constitucional ha dado la razón a la viuda e hija del paciente que, tras acudir al hospital por un infarto, las pruebas realizadas 'desaparecieron' del historial clínico.

El Tribunal Constitucional ha dado la razón a los familiares de Francisco Javier, un paciente que falleció hace 5 años a causa de un infarto en el Hospital de Torrelodones, en Madrid, a causa de una negligencia médica.

Raquel, viuda de Francisco Javier, llegó de trabajar y se encontró a su marido con dolores "había tenido ya algún problema de azúcar y pensé que sería algo de eso", indicaba. Finalmente, el paciente, de 45 años de edad, fue llevado por su mujer y su hija, al Servicio de Urgencias del Centro de Salud de Torrelodones (Madrid) con síntomas propios de un infarto agudo de miocardio y se le realizó un electrocardiograma al que siguió después otra prueba más.

Sin embargo, dichas pruebas, que permitían acreditar la hora de la atención y en donde se indicaba que el hombre estaba sufriendo un infarto, desaparecieron de la historia clínica y nadie pudo saber más de ellas.

Dos horas y media después de la llegada al centro, el médico de guardia del Centro de Salud solicitó una UVI móvil que trasladó al paciente al Hospital Puerta de Hierro más tarde falleció.

Ahora, el Tribunal Constitucional les ha dado la razón, ya que la información que se perdió era clave para activar los protocolos en caso de infarto: "Cuando hay un infarto, los minutos son vida, y mi marido llegó prácticamente muerto", indica emocionada la viuda.

Su hija, Sara, manifiesta que no se trata de una cuestión de indemnización, sino que "es una cuestión de justicia, ya que por una negligencia médica por no haberle tratado a tiempo, yo me he quedado sin padre y mi madre sin marido. Tenía solo 45 años", a lo que añade que "cuando la administración se equivoca, las consecuencias pueden ser muy graves".

Por otro lado, el abogado de las afectadas y especialista en casos de negligencias médicas, Carlos Sardinero, indica que "Fuimos al Constitucional porque yo quería agotar todos los recursos. No era justo que por una falta de pruebas no pudiesemos acreditar que se trataba de una negligencia médica", indicaba.