Pretty Little Liars
Desde el piloto 'Pretty Little Liars' ha dado vueltas sobre la identidad de "A", una persona sin identificar que acosa a las cuatro chicas hasta límites insospechados tras la muerte de su amiga Allison. Una de sus secuaces, Mona, fue descubierta en la segunda temporada y ahora Tobby parece ser también aliado del misterioso o misteriosa "A". Qué más da, probablemente Tobby no lo sea, o puede que sí. Nos da igual.

El espectador de 'Pretty Little Liars' no quiere saber quién es el culpable sino ver a las chicas atrapadas en casas en el lago, pidiendo ayuda encerradas en un baño o viendo como lloran desconsoladas ante el cadáver de alguien. Las carantoñas de las cuatro o la sincronización de sus frases cuando reciben un SMS de "A"  no tienen desperdicio.

Pretty Little Liars
Desde luego la interpretación de los actores no da para muchos aplausos. Todos actúan bajo el mismo halo de cutrez que hace de la serie un producto naïf, al estilo de las peores ficciones de los 90. Diálogos repletos de frases insustanciales y un sentido del humor que no consigue hacerte reír ni a la de tres.

Pero todo lo negativo de la serie teen se olvida en cuanto ves los estilismos de Aria y sus incalificables pendientes, los ordenadores sin batería que duran horas y horas, la gomaespuma que le insertan a Hannah en los flashbacks y la capacidad infinita de Spencer para investigar a cualquier persona.

Renovación asegurada
Nadie duda que ABC Family renovará 'Pretty Little Liars' por una cuarta temporada. La serie, basada en una saga de libros homónimos, tiene material para rato y la identidad de "A" logrará ser un misterio hasta el fin de los tiempos. Cuando no tengas nada mejor que ver, cuando no tengas nada mejor que hacer, 'Pretty Little Liars' siempre estará ahí para acompañarte.