Ninguna otra serie de ficción aguanta tan bien el paso del tiempo y mucho menos sigue contando con el respaldo fiel de la audiencia. Los Simpson, sí. La serie animada creada por Matt Groening no solo triunfa en el mediodía de Antena 3, sino también en el access prime time de la cadena Neox.

Tan solo unos datos para comenzar. Los Simpson, con 21 años a sus espaldas, es la serie de animación estadounidense de mayor permanencia en prime time. Además, está reconocida por el Libro Guinness de récords mundiales como la sitcom de mayor duración del mundo.

Desde mayo de 2007, los espectadores cuentan con una doble cita diaria de Los Simpson en las noches de Neox. A medida que la TDT ha ido ganando espectadores la audiencia evidentemente ha sido mayor, sin embargo, la popular familia de Springfield puede presumir de haber gozado desde siempre del cariño de los espectadores.

Resulta cuanto menos curioso echar un vistazo a los datos históricos que nos deja esta exitosa serie. En estos casi 4 años Neox ha ofrecido en total 2.925 emisiones de Los Simpson, sin embargo, debemos recordar que la serie no alcanza actualmente los 500 capítulos. De hecho, esta misma semana se estrenará en Estados Unidos el episodio 480, correspondiente a la temporada 22. En España, los espectadores han tenido hasta la fecha ocasión de disfrutar de las primeras 20 temporadas. Esto significa que, repetidos o no, los capítulos de Los Simpson siguen seduciendo a los espectadores de igual manera.

La serie animada acumula una audiencia media de 311.000 espectadores, con un share del 2,1%. En el target comercial (TC), el segmento de mayor interés para los anunciantes, Los Simpson cuenta también con un gran seguimiento (2,7%) en este histórico. 

TEMPORADA 2010/2011
Como ya hemos señalado, Los Simpson es de las pocas series que va ganando audiencia con el paso del tiempo, al menos en Neox. En la actual temporada, de septiembre a febrero, la cadena ha ofrecido un total de 395 emisiones con una audiencia acumulada de 591.000 espectadores (3,4%). Como es lógico, la serie atrae a un mayor número de espectadores en el primero de sus episodios (628.000 y 3,9%), aunque la audiencia del segundo tampoco se queda muy atrás (573.000 y 3,2%).

Si comparamos estos resultados con los históricos de la serie comprobaremos que la ficción animada no ha hecho más que ganar cuota de pantalla, entre 1,8 y 1,1 puntos. En el caso de espectadores, Los Simpson ha llegado incluso a doblar su interés. Por algo Neox es una de las cadenas con mayor seguimiento entre las cadenas  de la TDT.

Desde su estreno Los Simpson  ha enganchado a millones de espectadores y, por supuesto, a varias generaciones, es por ello por lo que la ficción de Matt Groening cuenta con un público tan amplio y variopinto. En Neox, como no podía ser de otro modo, Los Simpson cuenta con un gran apoyo entre los espectadores jóvenes (9,3%), sin embargo, tanto en niños (7,4%) como entre los espectadores de 25 a 34 años (7%) el seguimiento es también muy notorio.

A medida que la audiencia ha ido a más, el interés de los anunciantes también ha crecido. En esta temporada, la media de la serie en el target comercial está en el 4,7%, una cifra que se dispara al 5,6% si tenemos únicamente en cuenta el primero de los episodios que Neox ofrece cada noche.

EL NACIMIENTO DE LOS SIMPSON
Fue un 17 de diciembre de 1989 cuando esa familia disfuncional norteamericana de clase media comenzó a aparecer en los hogares de todos los estadounidenses a través de la cadena Fox. Los Simpson acababan de nacer y con ellos toda una serie de aventuras que, años después la convertirían en la familia más famosa del mundo.

La serie fue ideada por Matt Groening en 1987 para la creación de una serie de cortometrajes de animación en los que Groening iba a basar en su cómic 'Life in Hell'. Para evitar temas de derechos y demás, decide modificar el nombre y pasó a llamar a esta familia amarilla Los Simpson. Groening solo presentó unos bocetos básicos a los animadores y asumió que los corregirían en producción, sin embargo, los animadores se limitaron a seguir su esquema, dando lugar a la cruda apariencia de los personajes de los cortos iniciales. 

Fue en 1989 cuando un equipo de productoras adaptó Los Simpson al formato de serie de media hora para televisión.