El próximo mes de septiembre volverán a abrirse las puertas de 'Downton Abbey'. La cuarta temporada de la serie llega cargada de nuevas caras y con el futuro asegurado. 

El productor ejecutivo, Gareth Neame, y varios miembros del reparto de la serie entre los que estaban Michelle Dockery, Laura Carmichael, Phyllis Logan, Joanne Froggatt y Sophie McShera, estuvieron presentes en el foro de la Television Critics Association (TCA) para ofrecer algunos detalles sobre la cuarta tanda de capítulos y el futuro de la serie.

"De momento, por lo que tenemos entendido, estaremos haciendo la serie para los siguientes cinco años", ha declarado Neame. "Más allá de esto, está en manos del creador Julian Fellowes y nuestros productores. Si los actores comenzaran a dejar la serie, sería una gran preocupación", reconoció en referencia a las decisiones de Dan Stevens y Jessica Brown Findlay de no renovar sus contratos.

Y cuando no está estrenada ni la cuarta tanda de capítulos, Gareth Neame ya está pensando en un futuro a largo plazo. "La próxima temporada es muy buena, y mi mente ya está en la quinta", declaraba el productor, quien desvelaba que sí algo estaba claro es que no llegarían a la Segunda Guerra Mundial.

Neame ha asegurado que el final de la serie, cuando llegue, no presagiará nada bueno para la aristocracia terrateniente de 'Downton'. Un desenlace al que no se verá ni a Stevens ni a Jessica Brown, quien ya han decidido no renovar su contrato, todo lo contrario que Michelle Dockery que ya expresó su interés en continuar en la serie.

'Downton Abbey' cuenta con 12 nominaciones a los Emmy, incluyendo mejor serie dramática. La ficción regresará en septiembre con la cuarta temporada.