NovaMás » Vida

PROBLEMAS COGNITIVOS

¿Qué es la afasia? El trastorno por el que Bruce Willis se ha retirado del cine

El afamado actor ha tenido que decir adiós al mundo de la interpretación tras ser diagnosticado de un trastorno que complica la comunicación.

Bruce Willis

Gtres Bruce Willis

Publicidad

Este miércoles, la hija de Bruce Willis, Rumer Willis, anunciaba una mala noticia a todos sus fans: el actor ha decidido retirarse de la interpretación tras haber sido diagnosticado de afasia.

El afamado intérprete ha tenido que tomar la difícil decisión de poner punto y final a su carrera en la industria cinematográfica de forma repentina, a sabiendas de que sus habilidades cognitivas van a empeorar a causa de su trastorno.

¿Qué es la afasia?

La afasia es un trastorno neurológico que afecta a las capacidades comunicativas del paciente. Ocurre a consecuencia de una lesión en la parte del cerebro que controla el lenguaje, normalmente situada en el hemisferio izquierdo.

"Este daño cerebral altera la capacidad de la persona para comunicarse con los demás y puede provocar dificultades tanto para expresarse oralmente, como para comprender, leer y escribir", describe CinfaSalud, portal web de los laboratorios Cinfa.

Causas de la afasia

Desde la organización sin ánimo de lucro, Asociación Ayuda Afasia -creada "por y para personas afectadas por la afasia"-, diferencian dos tipos de orígenes de este trastorno cerebral.

Lesión repentina

Las causas más comunes de la afasia son los daños cerebrales causados por un traumatismo cráneo-encefálico o por un ictus o derrame cerebral. A esto se le llama Daño Cerebral Adquirido (DCA).

Enfermedad neurodegenerativa

La afasia también puede aparecer en algunas enfermedades neurodegenerativas, como, por ejemplo, el Alzheimer. En este caso hablamos de Afasia Progresiva Primaria (APP).

Tipos de afasia

Como explican en la Asociación Ayuda Afasia, "no es lo mismo romperse una muñeca que hacerse un esguince en ella" y con esto quieren decir que los tipos de afasia pueden ser desde leves hasta severos.

Además, existen distintos tipos de afasia con síntomas más o menos graves y es habitual que los pacientes padezcan más de uno. Estas son las tipologías recogidas en CinfaSalud:

Afasia receptiva

La persona con afasia receptiva (o de Wernicke) tiene dificultades para comprender el lenguaje hablado y escrito. Puede hablar con fluidez y escribir, pero sus frases "resultan confusas" y "sin coherencia", sin ser consciente de ello.

Afasia expresiva

El paciente que padece afasia expresiva (o de Broca), a diferencia del caso anterior, sí que suele entender el lenguaje y es capaz de saber lo que quiere responder. El problema llega cuando intenta "hallar las palabras adecuadas" y no las encuentra. Habla sin fluidez, con oraciones cortas y omitiendo palabras, pero se le puede entender. Es habitual que, además, presenten dificultades de movimiento en la parte derecha de su cuerpo.

Las personas con esta tipología de afasia suelen verse afectadas anímicamente, ya que acostumbran a ser plenamente conscientes de sus limitaciones a la hora de expresarse.

Afasia anómica

Según CinfaSalud, la afasia anómica es la más común y la que suelen sufrir todos los pacientes que también se les ha diagnosticado otras tipologías. Este tipo de afasia genera problemas a la hora de recordar nombres de personas, objetos y lugares.

Afasia de conducción

Quienes sufren afasia de conducción, son incapaces de repetir aquello que oyen. "Con frecuencia usa palabras equivocadas o articula oraciones sin sentido", explican en el blog del laboratorio farmacéutico.

Afasia global

El caso más grave es la afasia global, que provoca la pérdida casi por completo de la capacidad de comprender, hablar y escribir. "La persona ya no puede comunicarse por medio del lenguaje", explica CinfaSalud.

En algunos casos, este tipo de paciente solo es capaz de decir "palabras malsonantes", ya que pertenecen a otra parte del cerebro, el hemisferio derecho, que gestiona las emociones,

¿Se puede tratar?

Las personas que sufren afasia pueden recuperar sus capacidades cognitivas a través de una rehabilitación adaptada a cada caso. Esta puede incluir trabajo de logopedia, ejercicios de lectura o de repetición de palabras.

Las posibilidades de recuperación dependerán de los daños que presente su tejido cerebral. También pueden complicar la recuperación completa, grados altos de deterioro del lenguaje, la edad y el estado de salud de la persona.

Por otro lado, existen casos de personas que pueden llegar a recuperarse sin ningún tipo de tratamiento. Pero son minoría.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Will Smith se esconde así en sus primeras imágenes tras la agresión a Chris Rock en los Oscar 2022.

Publicidad