ESCAPÓ DE LA GUERRA

ESCAPÓ DE LA GUERRA

El terrorista de Ansbach perdió a su familia en la guerra de Siria y no mostró signos de radicalización

Mohamed Dalil, quien detonó una bomba junto a un festival al aire libre en la localidad alemana de Ansbach, fue entrevistado por una emisora búlgara en 2013 donde relató su historia tras perder a su familia en la guerra de Siria. Viajó a Austria y luego a Alemania en busca de asilo, pero se le rechazó.

Imagen del terrorista Mohamed Daleel.
Imagen del terrorista Mohamed Daleel. | agencias

El solicitante de asilo que el domingo causó quince heridos y murió al detonar una bomba en la localidad alemana de Ansbach había perdido a su familia en la guerra de Siria y no mostró signos de radicalización, según las declaraciones que hizo en 2013 a una emisora de Bulgaria.

Mohamed Dalil, de 27 años, fue entrevistado entonces por la emisora búlgara BNT, que emitió este jueves un reportaje contando cómo fue la vida del refugiado mientras estuvo en Bulgaria, adonde llegó procedente de Turquía en julio de 2013 y donde se le concedió "protección humanitaria".

En una primera entrevista, Dalil y un compatriota cuentan que escaparon de la guerra en su país tras haber perdido a sus esposas e hijos y haber resultado heridos en los bombardeos. Dalil incluso muestra a cámara las heridas que sufrió en su ciudad natal, Alepo, donde afirmó había trabajado de profesor de matemáticas.

En el reportaje de BNT se explica que éste llegó a Bulgaria usando los servicios de un traficante de personas y que ya en suelo búlgaro fue detenido y fue pasando por distintos centros de acogida donde las condiciones de vida eran pésimas, con habitaciones en las que debían dormir hacinadas hasta 14 personas.

Luego durmió en el patio de un centro, en un edificio abandonado y en un hotel, del que tuvo que irse al acabársele los 30 euros de ayuda mensual que recibía de las autoridades búlgaras. "Me veo obligado a dormir en la calle. Tengo mucho miedo del futuro, no veo perspectiva alguna", declaró el sirio a BNT.

La reportera que habló con él en dos ocasiones, asegura que Dalis no mostró signos de radicalización y que le explicó que su plan era viajar a Alemania, Austria o Escandinavia. "Me dio la impresión de ser una persona tímida, introvertida y con miedo. En sus ojos se veía sufrimiento y no agresión alguna", relata la periodista.

Añade que el sirio le aseguró que rechazaba cualquier forma de violencia y que no tenía en cuenta la fe o la religión de la gente. Dalil pasó luego a Austria, donde se le negó la solicitud de asilo, y llegó hace dos años a Alemania, donde también pidió y se le rechazó el asilo.

En un vídeo grabado antes del atentado suicida, Dalil se identifica como soldado del grupo yihadista autodenominado Estado Islámico y justifica su ataque "en respuesta a los crímenes que ha cometido la coalición internacional con la participación de Alemania (...) contra la religión de Alá y su profeta".

EFE | Madrid | 28/07/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.