GADAFI RESISTE EN TRÍPOLI

GADAFI RESISTE EN TRÍPOLI

"Los guardias de Gadafi roban las pertenencias de los refugiados"

Los soldados tunecinos en la forntera con Libia intentan contener a los más de 50.000 que se concentran desde hace días sin comida ni agua en una frontera abandonada por los funcionarios libios.

Los funcionarios libios han dejado sus puestos de trabajo en la frontera y tanto extranjeros residentes en Libia como familias enteras del país abandonan sus casas huyendo de una guerra civil. Javier Saz, enviado especial a la frontera, relata una noche de mucha tensión en la que se han oído disparos.

En su huída, los ciudadanos no sólo pierden su casa sino que los guardias de Gadafi les despojan de todas sus pertenencias en los diferentes puntos de control que mantienen en el camino a la frontera. "Les quitan los móviles, el dinero y hasta los coches para que tengan que salir del país a pie y con lo puesto", asegura el enviado especial. ACNUR y Cruz Roja trabajan con los refugiados y aseguran que en cualquier momento puede estallar una crisis humanitaria.

Cerco a Trípoli
Los rebeldes libios están a la espera de un posible contraataque de las fuerzas del líder del país, Muamar Gadafi, quien una vez más anunció que permanecerá en el país a pesar de las protestas contra el régimen, de las que responsabilizó a fuerzas extranjeras y a la red terrorista Al Qaeda.

Los opositores, que se han hecho con el control de Zawiya han advertido de que alrededor de 2.000 combatientes leales a Gadafi han rodeado esta ciudad, situada a sólo 50 kilómetros al oeste de la capital, Trípoli. Según Gadafi, los rebeldes son un "pequeño grupo" que ya se encuentra rodeado y que pronto será derrotado. "Vamos a hacerlo lo mejor que podamos para combatirlos, pero van a atacar pronto", declaró un comandante de la Policía que se ha unido a los rebeldes. "Luchamos por la libertad y estamos dispuestos a morir por ello", aseveró.

Los vecinos de algunos barrios de Trípoli han levantado barricadas en algunos puntos de la ciudad para enfrentarse a las fuerzas del Gobierno y un general del este de Libia, donde el poder de Gadafi se ha evaporado, ha asegurado a Reuters que sus tropas están dispuestas a ayudar a los rebeldes del oeste. "Nuestros hermanos de Trípoli nos han dicho que están bien y que no necesitan ayuda, pero si nos la piden, estamos dispuestos a dársela", declaró el general Ahmed el Gatrani, uno de los mandos militares más importantes del Ejército declarado en rebeldía en Benghazi.

Entretanto, los opositores a Muamar Gadafi anunciaron ayer domingo la formación del Consejo Nacional Libio, un organismo con sede en Benghazi que no ejercerá de gobierno interino pero que sí se convertirá en la cara visible de la revolución contra el régimen.

Javier Saz/Agencias | Frontera de Libia y Túnez | 27/05/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.