Publicidad

Los tres fueron arrestados ayer, lunes, por el Ejército israelí y llevados al centro de detención de Beer Sheva, al sur de Tel Aviv, tras el asalto en aguas internacionales a los barcos que llevaban ayuda humanitaria a la franja palestina de Gaza.

Arau, activista de la ONG "Cultura, Paz y Solidaridad Haydée Santamaría", podría regresar a España en las próximas horas a España una vez firmado el acta de deportación.

El madrileño Tapial, de la misma ONG, y el valenciano Segarra, periodista del canal venezolano Telesur, seguirán al menos hasta mañana en el centro de detención, cuando se espera que las autoridades israelíes les entreguen el formulario de repatriación.

Después de hablar con la Embajada española, María Antonia Tapial, madre de Manuel, ha asegurado que la intención tanto de su hijo como de Segarra es aceptar su vuelta a España sin cargos pendientes.

La reticencia inicial a aceptar la deportación se debía al temor de que ello supusiese el reconocimiento de que habían intentado entrar de forma ilegal en el país, a lo que no estaban dispuestos.