SEÑORITA PURI COMENTA EL PRIMER PROGRAMA DE LA SEGUNDA TEMPORADA 'CASADOS A PRIMERA VISTA'

SEÑORITA PURI COMENTA EL PRIMER PROGRAMA DE LA SEGUNDA TEMPORADA 'CASADOS A PRIMERA VISTA'

'Solteros pocos exigentes' por @SeñoritaPuri

Comienza 'Casados a primera vista' segunda temporada de este suicidio social donde gente que tienen la huella del dedo gastada de tanto pasar fotos en el Tinder se casan con otros del mismo palo, porque es muy duro estar solo y porque en España hacer el ridículo es deporte nacional. Por @SeñoritaPuri

'Solteros pocos exigentes' por @SeñoritaPuri
'Solteros pocos exigentes' por @SeñoritaPuri | antena3.com

Tenemos de entrada a Mónica, que a mí me da una ternura que me muero. Le han cancelado nosecuantas bodas al pie del altar, que cuando se levanta no sabe si ponerse el chándal o el vestido de novia. La pobre necesita un hombre de verdad, como cantaba Alaska, pero ella lo necesita “de verdad”, no lo que acabó encontrando Alaska.

Jonathan no trae a una ex con furor uterino sino algo peor: Su madre

Y el que aparece por la puerta es Pedro, un madurito interesante que para demostrar su clase y tronío aparece de la mano de un putón verbenero que parece un cruce entre Sofía Vergara y Leticia Sabater (pero con los ojos mirando bien). Una ex llegada de Miami que tiene ganas de mambo y que saca a relucir el carácter golferas del recién declarado marido, que no le quita el ojo a su exuberante amiga. Todos se dan cuenta, incluida la pobre Mónica, que de momento aguanta estoica para no tener que acabar sus días coleccionando gatos y flechazos de Meetic.

Los segundos contendientes son Jonathan y Sabrina. No sé si serán la pareja del año, pero el premio a los nombres más chachos se los llevan fijo. Jonathan no trae a una ex con furor uterino sino algo peor: Su madre. Una señora que una vez se mordió la lengua y tuvieron que llevarla a la Carlos III para quitarle el veneno. En medio de la boda suelta que su nuera 'es una zorra con nariz fea' pero aclara que 'eso se puede operar igual que las tetas'. Por si alguien se molestaba, la suegra añadió que lo decía 'sin faltar'. Pues menos mal, señora, porque si llega a querer faltar la veo escupiendo bilis como la niña de El Exorcista o lanzando Napalm desde un helicóptero.

Como estos dos se casen, imagino a la suegra en la comida del domingo echando Valiums en el gazpacho de la pobre Sabrina, rollo la peli de Almodóvar, y mientras la otra duerme inconsciente en el sofá la suegra le hace una operación de tetas, nariz y cerebro. No me extrañaría que en próximos programas haya algo así. Seguiré atenta para contároslo.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.