EN 1991 ABANDONÓ DEFINITIVAMENTE LA POLÍTICA

EN 1991 ABANDONÓ DEFINITIVAMENTE LA POLÍTICA

Adolfo Suárez, el presidente que abrió las puertas de la democracia

Adolfo Suárez González, I duque de Suárez, ha sido el primer presidente democrático tras la dictadura franquista y ha recibido el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia por su importante contribución a la Transición Española democracia.

De Segovia a la Moncloa
Estudió la carrera de Derecho por libre en Salamanca y finalmente se doctoró en la Universidad Complutense de Madrid. Sus primeros pasos en la política los dio de la mano de Fernando Herrero Tejedor, conocido falangista relacionado con el Opus Dei y que en 1955 había sido nombrado gobernador civil y jefe provincial del Movimiento en Ávila. Tejedor fue tutor político. Comienza su carrea política como gobernador civil de Segovia en 1968. En entonces Príncipe Felipe conoce a Suárez en una visita a Segovia, un encuentro que marcará la trayectoria del propio Suárez y de toda España. El futuro Rey de España dará a conocer a Suárez toda España nombrándole  director general de Radio Televisión Española en 1969.

La llamada del Rey
Con la muerte de Franco, Arias Navarro nombra a Suárez secretario general del Movimiento. Suárez aprovecha ese cargo para defender ante el Congreso la ley de Asociaciones Políticas. Arias Navarro dimite y el rey propone a Torcuato Fernández Miranda que incluya a Suárez como uno de los presidenciables. En 1976 el Rey realiza su famosa llamada a Adolfo Suárez para que se convierta en el Presidente de España. Suárez aceptó y ahí comenzó la transición democrática en España.

De la Constitución a la dimisión
Adolfo Suárez no tuvo un camino sencillo como presidente del Gobierno. Una vez el Rey le había nombrado en el cargo, Suárez comenzó a realizar todos los cambios que había pensado para llevar a España a convertirse en una democracia. La presión de ETA y los GRAPO solo iba a complicar esta tarea. La legalización del Partido Comunista no calmó a las altas esferas militares, pero Suárez tenía una meta. Celebra las primeras elecciones generales, firma los Pactos de la Moncloa para tratar de paliar la grave crisis económica y logra un gran acuerdo para elaborar la Constitución Española, ideada como un gran pacto de todas las fuerzas políticas y ratificada por el pueblo español  el 6 de diciembre de 1978. Suárez vuelve a ganar las elecciones el 3 de marzo de 1979, pero la presión de la oposición y las disputas internas en UCD le llevan a dimitir en enero de 1981.

La dimisión
"Mi marcha es más beneficiosa para España que mi permanencia. Me voy con el convencimiento de que, por poco comprensible que pueda parecer a primera vista, es el que creo que mi patria me exige en este momento". Con estas palabras, Adolfo Suárez presentaba ante todos los españoles su dimisión el 29 de enero de 1981. Era el adiós a una carrera política que había llevado a España de la dictadura a la democracia. Ese mismo año, el Rey le concede el título de duque de Suárez por su papel en el proceso de la Transición.

Tras la dimisión
Tras su dimisión, Adolfo Suárez cumple la promesa que ha hecho a su esposa  Amparo y se toma unas vacaciones. A su vuelta, en 1982 funda el partido Centro Democrático y Social (CDS) y es elegido diputado por Madrid, revalidando su escaño en 1986 y 1989. Sin embargo, los malos resultados que tuvo su formación en las municipales le llevaron en 1991 a dimitir. En 1996 recibe el Príncipe de Asturias de la Concordia por su contribución a la Transición Española.

La tragedia de los Suárez
La muerte de su esposa, María Amparo Illana Elórtegui en mayo de 2001 a los 66 años tras una larga enfermedad marcará el inicio de una serie de desgracias en la familia Suárez. Su mujer tuvo cáncer de mama, y falleció en su casa de Madrid después de haber sido operada en 1994 en Navarra. Tres años después, en marzo de 2004, moría su hija mayor, María Amparo (Marian) Suárez Illana a los 41 años y también por culpa del cáncer. Poco después fallecía también Gutiérrez Mellado, su amigo más leal.

La última vez que lo vimos
La última imagen de Adolfo Suárez se produjo en su casa de La Florida en Madrid el 17 de julio de2008. La instantánea fue realizada por su hijo Adolfo Suárez mientras el Rey acudía a entregarle el Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro. Fue un encuentro en el que Adolfo Suárez, aquejado ya del Alzhéimer, no fue capaz de reconocer al Monarca. Fue una foto de los dos de espaldas y paseando por el jardín de la casa de Adolfo Suárez.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.