HUGO

HUGO

4 Proyectos de soñadores que se hicieron realidad

“Lo consiguieron porque no sabían que era imposible”. La frase la dijo el cineasta y escritor Jean Cocteau allá por los Happy Twenties, un tipo que, sin duda, aportó su granito de arena en poner patas arriba el mundo del arte y la literatura tal y como se habían entendido hasta el momento. La frase del artista vanguardista francés sigue hoy en día más viva que nunca. Y lo seguirá estando mientras existan personas dispuestas a soñar, a desestimar de un plumazo la palabra quimera y luchar, como hacen los chicos HUGO, por hacer realidad sus deseos. Como los artífices de estos proyectos variopintos que empezaron en la imaginación de unos visionarios y acabaron no solo haciéndose realidad, sino mejorando las vidas de muchos.

Soñadores con proyectos que se hicieron realidad
Soñadores con proyectos que se hicieron realidad | agencias

1. Payload Aerospace, o cómo sacar partido al garaje

Esta start-up española ha diseñado el primer motor cohete combustible líquido que jamás se haya desarrollado en España, y único en su clase en Europa. Y la han creado dos veinteañeros, Raúl Torres y Raúl Verdú, convencidos de que la vida en la Tierra tiene fecha de caducidad y que la humanidad va a fracasar si no buscamos una salida a una situación que empieza a ser preocupante.

Así fue como los jóvenes decidieron utilizar el garaje de su casa en Elche para comenzar a construir una pieza que –quién se lo iba a decir cuando empezaron a, en sus propias palabras, “cacharrear”– un día se iban a rifar en el sector mundial de la aeronáutica. Hoy en dia Payload Aerospace es la única start-up española dedicada al espacio, tiene sede en el aeropuerto de Teruel y los padres de Raúl Torres, propietarios del garaje en que empezó todo, confiesan vivir un poquito más tranquilos.

2.BackYard Surf, hazte tu propia tabla

Los hermanos Kiko y Luis Tomás no encontraban la tabla perfecta para disfrutar al máximo de su principal pasión en la vida: el surf. Afincados en Murcia y con las olas como única religión, los hermanos se lamentaban de que las tablas de calidad eran muy caras y las que se podían permitir estaban hechas en serie. Un buen día decidieron dar vida a sus propias tablas, hacerlo de forma totalmente artesanal, con resinas tintadas, y crearlas a medida. El éxito fue tal que empezó a correrse la voz y hoy en día están al frente de Backyard Surf, una compañía que ha enamorado a los surferos de pro gracias a sus tablas de diseño, elaboradas con inconfundible buen gusto.

3.Provenance, al habla con tus compras

De dónde vienen los productos que adquirimos, desde un bolso de lujo a una manzana, es una duda que muchos de nosotros nos hemos planteado en algún momento. Lo mismo le ocurría a Jessi Baker, un curioso irredento sobre el funcionamiento de la cadena de producción a nivel internacional, que sufría cada vez que creía estar consumiendo un producto que no había sido elaborado de forma justa y sostenible. Como no se le ocurría manera de averiguarlo, decidió crear él mismo una cadena para que toda esa información llegase calentita al consumidor, e ideó Provenance, un proyecto puntero que se dedica a suministrar a las compañías la tecnología necesaria para garantizar la transparencia y la trazabilidad. Desde pescados hasta altavoces bluetooth. Y todo con un solo click. Aquí y ahora.

4.Foodini, pizzas 3D

Emilio Sepúlveda y su equipo tenían, probablemente, el más inalcanzable de los sueños de esta lista, incluso más que viajar a Marte en un cohete fabricado en un garaje: querían comer de forma saludable sin dedicar tiempo a cocinar. Ellos insistían en que era posible, mientras el mundo se empeñaba en dejarles claro que lo suyo era pura utopía.

El resultado de no hacer caso a todos aquellos que les tacharon de idealistas se llama Foodini, y es una impresora de comida en 3D, que está a puntito de ver la luz, y que fabrica la compañía con sede en Barcelona Natural Machines. Incluso los más escépticos son capaces de prever ahora que Foodini es el futuro, ya que mediante un sencillo sistema cocina desde pizza a pastelillos, legumbres, pasta o cualquier comida, gracias a sus cápsulas que, en lugar de tinta, llevan… ¡comida!

Si como ellos, tu también tienes un proyecto que te gustaría hacer realidad pero necesitas financiación #youtimeisnow porque si participas en nuestro concurso puedes conseguir 10.000€ ¿A qué esperas? ¡Cuéntanos tu idea aquí!

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.