"Dedicad el premio a vuestra familia, a los profesores que os hayan influido, a vuestras mascotas, que si no luego se enfadan". Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes han hecho desde el primer minuto de la gala de los Goya 2018 de su sentido del humor tan especial, su humor 'chanante'.

Pronto Joaquín Reyes abandonaba el escenario excusándose, dejando a Ernesto Sevilla solo, que aprovechaba para recordar que "hoy es mi noche porque todas las actrices que están aquí hoy se quieren llevar un cabezón a su casa".

"Hoy queremos reivindicar el papel de la mujer, y por eso la gala la presento yo, y mi mujer, que es Joaquín, porque es lo más parecido que tengo yo a una mujer, me aguanta a diario y es más inteligente que yo, además cobra la mitad", añadía entre los aplausos del público el presentador.

Durante su monólogo, Sevilla ha tenido bromas para casi todos los asistentes, sosteniendo entre risas que "las películas nominadas hoy son bonitas y diferentes, como los Trueba, que son bonitos y diferentes".

"'Verónica' me ha tocado especialmente, porque yo fui un adolescente poseído durante una semana, lo que pasa es que coincidió con las fiestas de mi pueblo y nadie se dio cuenta. Además la joven protagonista está poseída y le gustan 'Héroes del silencio', así que molesta a sus vecinos siempre".

Ernesto Sevilla añadía, en referencia a la nominación de Isabel Coixet por 'La librería', que "en 31 ediciones sólo 3 señoras han conseguido el premio a Mejor Directora, 4 si contamos a Alex de la Iglesia".

"'Handia' a mí me parece una película de ciencia ficción, no por el gigante, si no porque hay un vasco que al final folla", continuaba diciendo el presentador. "'El autor', de Manuel Martín Cuenca, una película que lanza un mensaje muy claro, y es que hay que vivir a tope para luego escribir. A lo mejor lo que está haciendo Froilán es que está viviendo a tope para escribir un libro", ha contado Sevilla entre risas".