Una de las películas con más hype de este año en Sitges era ‘Paradise Hills’, la cinta dirigida por la española Alice Waddington y protagonizada por Emma Roberts y Mila Jovovich. Visualmente cercana a la perfección publicitaria y con una pátina en tono rosa que colorea toda la acción hasta el desenlace, la joven directora ha hecho un cuento de hadas de ciencia ficción para enseñar chicas de las nuevas generaciones a estar orgullosas de sus imperfecciones y a ser asertivas. Un relato edulcorado y apto para todos los públicos donde lo más rompedor es el increíble vestuario de las chicas rebeldes internas en el spa/reformatorio de ‘Paradise Hills’.

Carmilla | Bird Flight Films

Más mujeres, tras la cámara y como protagonistas. Comenzaba el día con ‘Carmilla’, una película de época basada en la novela corta del mismo nombre escrita por Sheridan Le Fanu en 1872, la cual inspiró ‘Drácula’ de Bram Stoker.

La directora Emily Harris revisa el mito de esta seductora mujer vampiro para construir una personal narración sobre el despertar sexual de Lara, su joven protagonista. La rígida moral religiosa impuesta a Lara mutila su curiosidad por la ciencia y su instinto de utilizar la mano izquierda -ella es zurda- dado que esto se veía como un comportamiento peligroso por una presunta relación con el diablo. Por supuesto una relación amorosa entre mujeres es arder en el infierno. La realizadora contrapone la naturaleza, evocadora, hermosa y terrorífica en algunos aspectos, con el asfixiante ambiente de la casa de una buena familia donde la educación que debía seguir una dama era más antinatural que trascender la muerte.

El sábado satánico ha culminado con la sesión doble de documental con la proyección de ‘Hail Satan?’ de la directora Penny Lane y ‘An American Satan’ del director Aram Garriga.

Hail Satan? | Magnolia Pictures & Magnet Releasing

Hail Satan?’ documenta el nacimiento y evolución del Satanic Temple, un grupo activista, no religioso, fundado por el enigmático Lucien Greaves, y que utilizan la iconografía blasfema para confrontar la excesiva presencia de la religión cristiana en las instituciones americanas.

Durante la proyección de ‘Hail Satan?’ en la sala Prado -la capilla sixtina de las salas de cine - el público se ha arrancado en aplausos en varias ocasiones ante el discurso de los miembros de la autodenominada “moderna iglesia satánica” y sus performances revulsivas: manifestaciones vestidos de bebes gigantes delante de otras manifestaciones antiabortistas o clubs satánicos extra escolares para niñas y niños que quieran desarrollar el pensamiento crítico. Seguro que hoy han ganado un buen puñado de nuevos acólitos.

Y en medio de todo esto la creatividad sin límite de los cortos de animación. Heterogéneos en sus temas, estéticas, duración y nacionalidades, pero todos un soplo de aire fresco por la completa ausencia de ataduras que casi siempre implica este formato y aún más cuando se trata de animación. Muy recomendable para no perder de vista que en este festival quien no arriesga no gana.