Rodrigo Sorogoyen recibe con ilusión (y con pudor) el Premio Málaga Talent-Eloy de la Iglesia del Festival de Málaga. El director lanzó su carrera con 'Stockholm', cinta que consiguió tres Biznagas en Málaga, y reconoce que se siente "bastante ligado al festival".

Desde entonces también ha presentado en la ciudad andaluza el largometraje 'Que Dios nos perdone' y el corto 'Madre', y ahora adelanta el primer vistazo a su nuevo proyecto, 'El Reino'.

Con este homenaje se reconoce la carrera del cineasta como promesa ya confirmada del cine y se celebra su talento con un impulso que, para él, sirve para querer seguir haciendo las películas que quiere hacer, y hacerlas cada vez mejor.