¿Qué es un caucus? Nadie mejor que Ruth Eastman (interpretada por la enorme Margo Martindale), para explicarlo: “Al contrario que los republicanos, los demócratas no hacen votaciones secretas. Esto es a la antigua. Democracia ateniense. Literalmente, una reunión de vecinos intentando convencerse unos a otros de que apoyen a su candidato”. Y así, en un capítulo memorable de ‘The Good Wife’ (7x11) queda perfectamente detallado en qué consiste este peculiar sistema electoral.

El importante estado de Iowa supone también el final de la carrera presidencial de Peter Florrick, al tiempo que supone un auténtico punto de inflexión para Alicia, dolida como nunca por un pasado con Will que ya no volverá. Pero no sólo hemos visto el proceso de primarias en la serie de CBS: el año pasado también disfrutamos enormemente de la carrera de la señora Florrick para Fiscal del Estado de Illionis, en el que resultó derrotada y acusada de fraude electoral. Sin duda su debate con Frank Prady fue un episodio memorable.

Pero no es la única serie en la que hemos visto debates electorales. En la extraordinaria ‘Veep’, ganadora el año pasado del Emmy a Mejor Comedia, vivimos un episodio en el que un tic ocular de la vicepresidenta se convirtió en el protagonista durante la tercera temporada. Desde luego no hay una serie como ‘Veep’ para hacer humor y crítica ácida a la vez sobre todo el entramado político norteamericano.

Aunque para debate electoral el que protagonizó Frank Underwood en ‘House of Cards’, en el que no solo ganó a sus dos competidoras, sino que humilló Jackie Sharp, traicionada en directo por el maquiavélico presidente. Fue un capítulo vibrante, con una dirección impecable, de esos que se disfrutan en segundos e incluso terceros visionados.



La criticada y aclamada a partes iguales ‘The Newsroom’, nos brindó un doble capítulo en la segunda temporada en la que se narró la victoria de Obama frente a Romney. No ha habido ninguna serie que haya plasmado tan bien la compleja información política en Estados Unidos y si alguien era capaz de hacer algo así, ese era Aaron Sorkin. El que también fuese creador del ‘Ala Oeste de la Casa Blanca’ confeccionó gracias a  esta serie un impecable manual de la estructura política y presidencial en Estados Unidos.

Una serie política que ha caído en el olvido es la peculiar ‘Commander in Chief’ (‘Señora Presidenta’, 2005-2006), en el que Geena Davis interpretaba a la primera mujer presidenta en Estados Unidos y que le valió un Globo de Oro y una nominación al Emmy. La serie solo tuvo una temporada, pero muchos la consideran incluso una ficción de culto. Desde luego merece la pena como serie curiosa.

Por último, la propuesta más loca y capaz de transformar en ciencia ficción la presidencia americana no es otra que ‘Scandal’, en la que la política es prácticamente una excusa para que Olivia Pope y el presidente Fitz den rienda suelta a su amor. Aquí no hay ni debates, ni elecciones, ni aparece el estado de Iowa por ningún lado.