El pasado 13 de marzo Telecinco estrenó su última apuesta de ficción, 'Vida loca', una comedia de situación que recoge en clave de humor las vivencias de una familia desestructurada. Tras un aceptable arranque (14,8%), la serie se ha desinflado de manera preocupante, a pesar de que Telecinco la emite cada domingo después del capítulo de estreno de 'Aída'.

Tras la emisión de los primeros 5 capítulos, 'Vida loca' acumula una audiencia media de solo un 11,9% (2.007.000). Actualmente la serie se mantiene por debajo del 12%. La cadena preocupada por este resultado no ha dudado en programar semanalmente un doble capítulo de estreno con el fin de inflar su cuota de pantalla. Se trata de una maniobra cuanto menos curiosa, sobre todo, después de que la cadena resaltase como principal novedad su corta duración, con capítulos de 25 minutos. Una singularidad que pierde fuerza en el momento que la cadena programa dos entregas, una tras otra. 

En un intento por captar nuevos seguidores, Telecinco ha decidido aprovechar los huecos de parrilla de Factoría de Ficción para reponer los capítulos de 'Vida loca'. Así las cosas, desde el pasado 18 de marzo los espectadores pueden seguir, a través de FDF, la comedia protagonizada por Toni Cantó y Esther Arroyo, entre otros. La apuesta de la cadena por este producto no parece que sea nada firme, de hecho, la serie ha pasado ya por la noche del viernes (23:12 horas), la tarde del sábado (17:02 horas) y el segundo prime time del miércoles (23:34 horas).

LA SERIE SE MANTIENE POR DEBAJO DE LA MEDIA DE FDF
El discreto resultado que 'Vida loca' registra en Telecinco, se convierte en pobre en Factoría de Ficción. La sitcom acumula hasta la fecha, tras sus primeros cinco episodios, una audiencia media de 210.000 espectadores, lo que se traduce en un 1,5% de cuota de pantalla. FDF suma un 2,4%, por lo que la serie se mantiene 9 décimas por debajo de la media de la cadena. Por si fuera poco, 'Vida loca' se ha convertido en una de las ofertas del canal menos eficaces y competitivas independientemente de la franja en la que se emite.

Aproximadamente el 1,6% de la audiencia se decanta en FDF por esta comedia. Tal y como puede apreciarse en la tabla, la media de los capítulos descendió hasta 3 décimas en el momento que la cadena decidió trasladar las reposiciones a la tarde del sábado (día 26).

Toni Cantó y Esther Arroyo dan vida a la familia Hita Ferrán. 'Vida loca' es una comedia en la que sus progenitores, divorciados desde hace tres años y con vidas sentimentales muy dispares, abandonan sus respectivas actividades laborales y la ciudad en la que vivían para emprender una nueva etapa en San Sebastián en la que convivirán junto a sus hijos y sus nuevas parejas. 

NO ENGANCHA A PESAR DE CONTAR CON UN PÚBLICO MUY VARIADO
'Vida loca' cuenta con una audiencia muy definida en Telecinco. La serie destaca especialmente en el grupo de edad de 35 a 44 años con una media del 13,7%, más abajo quedan los espectadores mayores de 65 años (12,1%) y los espectadores entre 55 y 64 años (12%). El resto de grupos se mantiene por debajo de la media de la propia serie, no obstante, de vez en cuando se registran algunas salvedades tal y como sucedió este pasado domingo entre el público infantil (4-12 años). La serie firmó un gran 16,8% en el primer episodio de la noche y luego un 12,9% en el segundo.

Si observamos las audiencias cosechadas en FDF, el perfil de espectador es totalmente diferente al que encontramos en la noche del domingo en Telecinco. La serie es seguida mayoritariamente por espectadores de 4 a 54 años, aunque no es suficiente para superar la media del canal. La mayor fidelidad la encontramos entre el público juvenil, de 13 a 34 años.

A pesar de esta complementariedad de públicos, 'Vida loca' mantiene unos pobres registros tanto en Telecinco como en Factoría de Ficción. Ni siquiera los buenos datos registrados en un capítulo o en un determinado grupo de edad se mantienen a lo largo de las siguientes entregas.