ObjetivoTV » Actualidad » Internacional

VIVÍAN UN INFIERNO

Dos de las hermanas Turpin hablan en TV por primera vez del horror por el que les hicieron pasar sus padres

Fue uno de los casos más sonados que salieron a la luz en Estados Unidos y ahora dos de las hermanas Turpin hablarán por primera vez de lo que fue vivir con sus padres.

Louise Anna Turpin, madre de las hermanas Turpin

Getty Louise Anna Turpin, madre de las hermanas Turpin

Publicidad

El caso de los hermanos Turpin dio la vuelta al mundo entero, destapando cómo unos padres mantenían a sus 13 hijos en unas condiciones infrahumanas. Por suerte, en 2018 Jordan Turpin logró escapar de la casa de sus padres en California y consiguió avisar a las autoridades sobre lo que ocurría en su casa.

Ahora, después de más de dos años desde que se destapase esta terrible realidad que vivieron 13 niños, dos de las hermanas Turpin han decidido contar cómo vivían bajo el yugo de sus padres. Ambas hermanas darán un testimonio en el programa 'Escape From a House of Horror', pero han dado un adelanto en ABC News.

Así explica Jordan parte de la pesadilla que vivieron: "Sabía que si me cogían moriría. Creo que estuvimos muchas veces muy cerca de la muerte. Si algo me pasaba a mí, por lo menos habría muerto intentándolo".

Cómo empezó la pesadilla de los hermanos Turpin

Al principio la familia Turpin era feliz y vivían una vida tranquila y normal en un barrio de Rio Vista, en Texas. Pero a medida que los padres de Jennifer y Jordan tenían más hijos, comenzaron a volverse más y más violentos. Y estos justificaban su violencia con pasajes de la Biblia: "Les encantaba señalar cosas del Deuteronomio, diciendo, 'Tenemos el derecho de haceros esto'... que tenían el derecho de matarnos si no les escuchábamos".

Ya en 2010 se mudaron a su casa de California, de dónde logró huir Jordan, empezaron a vivir en condiciones infernales. En ese momento llegaron a comer tan solo una vez al día: "Intentaba mantener la comida para estar segura de comer todos los días de la semana".

"Pasábamos mucha hambre. Tenía que averiguar cómo comer. Comía ketchup, mostaza o hielo", termina explicando Jennifer, que cuenta que su hermana Jordan tan solo tenía 6 años por aquel entonces.

El temor a sus padres de los hermanos Turpin

Más adelante, Jennifer Turpin cuenta el miedo con el que vivían: "Nunca supe cómo iba a reaccionar. Si iba a preguntarle algo, tal vez me llamaba estúpida... y luego me tiraba por el suelo. O si tal vez fuera amable y me respondiera a la pregunta".

Además, también explica su experiencia cuando pudo ir al colegio, al cual la mandaban con ropa sucia una y otra vez: "Me llamaban huesos flacos y actuaban como si no quisieran estar cerca de mí. Probablemente olía mucho y mal. Pero no me daba cuenta en aquel momento, pero ese hedor se te pega... porque literalmente vivíamos en una casa llena de basura".

A esto añade cómo se portaba su padre: "Sé que iba diciendo que yo era el demonio. Y yo le miraba en plan, '¿Qué he hecho?'. Me daba miedo hacer cualquier cosa mal. Si la hacía, sabía que me iban a pegar hasta que sangrase".

Justin Bieber, la clave para que Jordan Turpin aguantase

Una de las pocas cosas que podían hacer mientras estaban encerrados era escuchar música o ver películas. Aunque esto lo hacían a escondidas y cuando sus padres no estaban en casa. Jordan un día descubrió a Justin Bieber y fue una de las claves para que aguantase tanto tiempo de una pieza.

"No sé dónde estaríamos si nunca hubiéramos visto a Justin Bieber. Empecé a darme cuenta de que había un mundo completamente diferente ahí fuera... Quería poder experimentar eso".

Por desgracia uno de sus hermanos le contó a su madre lo que hacía Jordan a escondidas, y esto le costó una paliza: "Pensaba que iba a morir ese día. Después de que todo eso ocurriese, tenía pesadillas en las que... ella me mataba".

Así escapó Jordan Turpin de sus padres

A raíz de descubrir a Justin Bieber, Jordan empezó a pensar en escapar y el punto clave fue ver a dos de sus hermanas pequeñas encadenadas a la cama. Llevaban así cuatro meses: "Estaba tan asustada que pensaba que una de nosotras iba a morir", recuerda Jordan.

A esto, Jennifer añade: "Ella estaba en plan, 'Tenemos que salir de aquí'. Así que le di todos los consejos que sabía, todos los consejos que pude darle".

El 14 de enero de 2018 la familia se iba a mudar a Oklahoma y tanto Jennifer como Jordan sabían que era el momento perfecto: "Al día siguiente nos íbamos a mudar. Era literalmente ahora o nunca", cuenta Jennifer.

Jordan consiguió escapar deslizándose por una ventana y consiguió llamar a la policía, que dos horas después de la llamada terminó arrestando a sus padres. Así fue como Jordan puso punto y final al infierno que estaban viviendo.

Publicidad