NovaMás » Gente

UN DURO BACHE

Tamara Gorro, agobiada, sale temblando del supermercado: ''Es horroroso''

Tamara Gorro fue a hacer la compra y se vio obligada a salir corriendo del supermercado al no verse capaz de continuar.

Tamara Gorro

Gtres Tamara Gorro

Publicidad

Últimamente Tamara Gorro no esta pasando por su mejor momento. Hace apenas unas semanas regresaba a las redes sociales y a su oficina tras haber necesitado ayuda de un psiquiatra e incluso habiendo tenido que recibir medicación. Comenzó el tratamiento en Ávila y cuando estuvo mejor regresó a Madrid con su marido, Ezequiel Garay, y sus dos hijos.

En su regreso a las redes sociales colgó un vídeo en el que explicaba, a sus más de dos millones de seguidores, la situación que estaba viviendo, sin dar muchas explicaciones sobre su problema mental: "No sé ni yo lo que me ha pasado para llegar a este punto. Bueno, ahora le empiezo a dar sentido a todo", aseguró el pasado mes de octubre. Incluso llegó tener un debate con ella misma: "Tamara, si lo tienes todo para ser feliz, ¿de que c*** te quejas?".

Pero cuando recibió el diagnóstico de su terapeuta, que no quiere hacer público hasta que esté superado, ella misma se dio cuenta de que a pesar de entristecerle mucho, lo mejor era "parar de todo. Deje de ver a mis amigos, a parte de mi familia, me aislé. He estado llorando en la cama. Ahora estoy encontrando el sentido con ayuda de mi terapeuta y mi psiquiatra". Pasado un tiempo regresó a sus redes ya que su 'familia virtual', así llama ella a sus seguidores, era lo que necesitaba en ese momento: "Estar con vosotros es lo que me motiva".

Hace apenas unas horas la influencer sufría un incidente a causa de su problema de salud mientas hacía la compra en un supermercado. Al parecer y según ha contado ella en sus historias de Instagram ha tenido que salir corriendo del supermercado, mientras enseñaba como le temblaba la mano: "No había casi nadie en el súper. Y el ver poca gente me agobia, no sé qué narices me pasa. Me lo dice la psiquiatra, que es normal eso síntomas, pero qué agobio, qué situación tan horrorosa. Me falta por comprar todo y le he dicho a mi madre que vaya".

Minutos más tarde y cuando ya se había tranquilizado volvió a comunicarse con sus seguidores por medio de historias de Instagram y añadía: "Esto es una mierda. Estás tres días sonriendo, muy motivada, muy bien y ¡bum! Pero me gusta también que viváis conmigo la parte no tan positiva que uno tiene. Yo creo que cada vez hay que darle más visibilidad a esto y yo lo pienso hacer".

...

Seguro que te interesa

Tamara Gorro celebra sus dos millones de seguidores con esta foto sin ropa

Publicidad