UN DIVORCIO POCO AMISTOSO

Kanye West acusa a las Kardashian de "secuestrar" a su hija Chicago

Kanye West critica a su exmujer, Kim Kardashian, por impedirle ver a sus hijos.

Kanye West

Kanye West Gtres

Publicidad

STORIES

Kanye West, ahora conocido como Ye, se ha convertido en uno de los personajes más polémicos de la actualidad. El rapero y diseñador aprovecha cualquier ocasión para generar malestar y protagonizar titulares; lo hizo al romper su alianza con Adidas y Gap, y recientemente en la Semana de la Moda de París, donde lució una camiseta que se burlaba del antirracismo.

Cuando salió a defenderse por las críticas recibidas tras el desfile de su marca, Yeezy, en París, West aprovechó la ocasión para recordar que su exmujer le impide ver a sus hijos: "Y para todas las personas que son aficionadas a mi camiseta… ¿Dónde estaban cuando no podía ver a mis hijos?". Frase con la que quería acusar a las Kardashian de "secuestrar" a Chicago para que él no la viera por su cumpleaños y recordarle que "su padre no estaba allí" en su día.

A este mensaje contestó Khloé Kardashian con un tono conciliador: "Ye, te amo. No quiero hacer esto en las redes sociales, pero tú lo sigues trayendo aquí [...] Por favor, deja de atacar a Kimberly y usar a nuestra familia cuando quieras. Otra vez con la narrativa del cumpleaños. Ya basta. Todos sabemos la verdad y, en mi opinión, todos están cansados de eso".

"Sabes exactamente dónde están tus hijos en todo momento y tú querías cumpleaños separados. [...] Como tú has dicho antes, ella es la que cuida a los niños el 80% del tiempo. Por favor, déjala a ella y a la familia fuera de esto para que los niños puedan criarse en paz. Vengo de un lugar de amor y estoy feliz de continuar esta conversación en privado si lo deseas", añadió.

¿Qué pasó en París?

Su primer gesto de rebeldía en la capital francesa fue organizar un desfile secreto de su marca, en una ubicación cercana al Arco del Triunfo, al que solo pudieron acudir sus invitados más VIP, que recibieron la invitación el mismo día del evento.

Pero la nota discordante, sin lugar a dudas, fue el mensaje que lucieron tanto West como sus modelos en sus camisetas: "White Lives Matter" ("Las vidas blancas importan"). Un lema vinculado al supremacismo blanco que responde a la conocida frase antirracista "Black Lives Matter" ("Las vidas negras importan"). La prenda también lucía en la parte posterior un montaje de fotografías del Papa Juan Pablo I y de Juan Pablo II, acompañadas por la frase "Seguiremos tu ejemplo", en castellano.

 

Celebridades tan conocidas como Anna Wintour, Irina Shayk, Jaden Smith o John Galliano presenciaron la provocación del exmarido de Kim Kardashian y, mientras muchos de ellos fueron cómplices, como Naomi Campbell que desfiló para cerrar el show, otros, como el hijo de Will Smith, decidieron levantarse e irse. "No me importa quién sea, si no estoy de acuerdo con el mensaje, me voy", escribió este último en Twitter, defendiendo que "las vidas de los negros importan".

Otro rostro conocido que se quedó a ver el desfile fue el director creativo de Balenciaga, Demna, un gran amigo de West, a pesar de adoptar un discurso totalmente opuesto en la mayoría de sus colecciones, como en la Semana de la Moda del mes de marzo.

¿Qué intenciones tenía Kanye West?

Lanzar un mensaje de apoyo al auge de la ultraderecha es algo que muchos de los asistentes al desfile han criticado en las redes sociales, es un tema muy delicado para usarlo para llamar la atención. ¿Qué pretendía Kanye?

¿El rapero realmente está a favor del discurso racista? ¿Apoya la extrema derecha? Este es precisamente el mensaje que lanzó Ye al posar con la mencionada camiseta al lado de la comentarista afroamericana Candace Owens, que en su día se dio a conocer por apoyar a Donald Trump y por criticar el movimiento "Black Lives Matter".

Sin embargo, no queda tan clara su postura en Instagram, donde ha borrado todo el contenido de su perfil, dejando tres únicos posts, en los que presenta su mensaje de "White Lives Matter" como una burla al movimiento contrario. "Un hombre negro diciendo una obviedad", le responde su padre a su última polémica.

Enfrentamiento con una editora de moda

West se ha convertido en el gran villano de la industria de la moda, poniéndose en contra a un gran número de personas influyentes, como la editora de moda afroamericana Gabriella Karefa-Johnson que no se mordió la lengua y expresó su enfado en Instagram: "Es increíblemente irresponsable y peligroso colocar una camiseta con el mensaje 'Las vidas blancas importan' en un desfile [...] Las camisetas que este hombre ha ideado, producido y presentado ante el mundo son pura violencia. No hay excusa, aquí no hay arte".

Al ver el posicionamiento de la experta en moda, Ye decidió contestar criticando su validez como estilista por su apariencia: "Esta no es una persona de la moda". Y aquí saltó a la palestra otro nombre de peso de la industria, Gigi Hadid, que tuvo la necesidad de defender a Karefa-Johnson: "Ya quisieras tener un porcentaje de su intelecto. Si tus ideas tuvieran un mínimo de sentido, ella sería la única persona que podría salvarte. ¿Acaso el dudoso 'honor' de ser invitada a tu desfile exime a esa persona de la libertad de dar su opinión. Eres un bully y un chiste".

Novamas » Gente

Publicidad