Novalife » Útil para ti

LIMPIEZA

Consejos para limpiar esos utensilios y electrodomésticos que no puedes meter en el lavavajillas

El lavavajillas te da la vida, lo sabemos, pero no todo puede ir dentro: aquí van unas soluciones para esos utensilios que no puedes meter en el lavavajillas.

iStock Consejos para limpiar esos utensilios y electrodomésticos que no puedes meter en el lavavajillas

Publicidad

Es sin duda, uno de los mayores inventos de la humanidad, el lavavajillas: si no lo tienes y de repente, pasas a tener uno en tu cocina, ganas en salud y en tiempo. Y también, en agua, todo hay que decirlo. Pero claro, no todo puede ir dentro del lavavajillas (por ejemplo, no debieran ir las sartenes, te las acabas cargando rápido si lo haces).

¿Cómo lavar entonces todo eso que no puede ir dentro? Venga unos consejillos al respecto.

Batidora de vaso

Nos referimos, por supuesto, a la parte extraíble de la batidora. Por meterlo en el lavavajillas puedes perfectamente, pero claro, otra cosa es cómo quede porque las probabilidades de que queden bien limpias las varillas son limitadas. ¿Cómo hacerlo entonces? Sencillo: en el mismo vaso de la batidora pones jabón friegaplatos y agua tibia y pones en funcionamiento la batidora sobre esta mezcla. Ya verás cómo queda reluciente.

Sartenes

En este caso la limpieza dependerá del material de la sartén, no se limpia lo mismo una cerámica que una de teflón. En todo caso, no la metas nunca bajo el agua cuando esté caliente, espera siempre. Si la sartén es antiadherente, prepara una pasta con bicarbonato de socio, agua y vinagre. Unta la mezcla en la sartén y deja reposar media hora. Después verás que ha quedado como nueva.

Si es de teflón debes tener cuidado, porque es un material delicado que pierde su adherencia fácilmente. Quita los restos de comida con una espátula de madera y después, emplea un estropajo suave. Finalmente, seca con papel de cocina.

Fregando | iStock

Coladores y chinos

No sería la primera vez que metes un colador en el lavavajillas, en un programa de agua bien caliente, y te sale echo un ocho. ¿Te suena? Puedes meter los coladores y chinos en el lavavajillas pero no suelen quedar bien y a veces, pueden estropearse. ¿Cómo lavarlos entonces? Ponlos boca abajo en un recipiente con agua con jabón. Después simplemente, pásales una esponja et voilà.

Ollas

Si no está muy sucia, puede ir al lavavajillas sin más y el resultado será óptimo pero como haya comida pegada… Para esos restos de comida de color negro, que no se van ni con un buen estropajo, no hay muchas posibilidades pero la lejía es una de ellas. Pon un poco de lejía sobre la zona quemada, ponla a hervir y verás cómo desaparece como por arte de magia (más bien, de producto químico). Después, espera a que enfríe, frota los restos y lava bien.

Publicidad