Novalife » Madres desastre

UN TEMA POLÉMICO

Síndrome de Alienación Parental: ¿realmente existe?

A pesar de no estar considerado oficialmente como un trastorno médico, la figura del Síndrome de Alienación Parental (SAP) surge habitualmente en los debates relacionados con la custodia de los niños en separaciones de pareja. ¿En qué consistiría? ¿Existe de verdad? Aclaramos dudas.

iStock Niño llorando

Publicidad

Las separaciones de pareja no siempre tienen que ser conflictivas. Si bien lo deseable siempre es acabar una relación de forma cordial, la cosa se suele complicar cuando entra en juego la custodia de los hijos. Todos los expertos coinciden en que el buen entendimiento entre los progenitores favorece el desarrollo de los niños, pero ¿qué sucede cuando no se logra llegar a una solución de consenso?

Una de las variantes más polémicas de estos casos conflictivos surge cuando uno de los padres defiende que su hijo sufre Síndrome de Alienación Parental (SAP). Este trastorno, que a día de hoy no está avalado científicamente, tendría lugar cuando uno de los progenitores malmete contra el otro delante del niño, provocando un alejamiento entre ambos. Se trata de un fenómeno que levanta muchísima polémica y que plantea dudas médicas y legales.

¿Qué es el Síndrome de Alienación Parental (SAP)?

El Síndrome de Alienación Parental consistiría en el rechazo del hijo hacia uno de sus padres por la imagen negativa que le proyecta el otro progenitor. Según este concepto, existiría un padre alienador que trataría de influir en la voluntad del niño para que termine posicionándose a su favor en el conflicto por la custodia.

Definido por primera vez por el psiquiatra infantil Richard Gardner en 1985, el SAP ha sido objeto de mucho debate entre quienes defienden su existencia y quienes argumentan que se trata tan sólo de una excusa para restarle valor a la voluntad del niño en separaciones especialmente conflictivas.

¿Qué dice la Medicina?

No existe unanimidad entre los expertos sobre el SAP, pero sí hay cierto consenso sobre lo que NO es: no se trata de un trastorno médico, ya que no se define como tal en ninguno de los manuales psiquiátricos de referencia, como el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5, por sus siglas en inglés). Este documento, no obstante, sí que plantea esta casuística dentro del apartado de "Problemas de relación entre padres e hijos", pero en ningún caso le atribuye rango de síndrome médico avalado científicamente.

Uno de los aspectos más polémicos del Síndrome de Alienación Parental está relacionado con el tratamiento que debería seguir el menor para curarse. Según la teoría de Gardner, la solución pasaría por "desprogramar" al niño para que pueda liberarse del abuso emocional al que está siendo sometido. Para ello, es habitual el forzar la convivencia entre el menor y el progenitor al que rechaza.

Una de las principales críticas a las que se enfrentan quienes defienden la existencia del SAP hace referencia a la escasa evidencia científica presentada por Richard Gardner en el momento de definir su teoría. La mayoría de sus artículos se tuvieron que publicar en su propia editorial, sin que ninguna revista científica de la época los incluyera entre sus páginas.

¿Significa esto que el Síndrome de Alienación Parental no existe? No necesariamente. Si bien la ciencia no ha llegado a avalar las teorías de Gardner, esto no implica que la casuística que plantea no pueda llegar a darse en la vida real. Ahora bien, ¿debería tenerse en cuenta el SAP a la hora de dirimir disputas legales por la custodia de los hijos?

¿Qué dice la ley?

Debido a las dudas que suscita el Síndrome de Alienación Parental, su admisión en los juicios por la custodia de menores depende mucho de las autoridades judiciales de cada territorio. En España, existe alguna sentencia puntual que ha mencionado este término, pero en general se tiende a rechazar la validez del SAP por su escaso fundamento científico.

Por su parte, el Consejo General del Poder Judicial se ha pronunciado en contra de utilizar el concepto de Síndrome de Alienación Parental en resoluciones judiciales. El grupo de expertos que asesora al Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género elaboró en 2018 un informe destinado al perfeccionamiento de los protocolos de actuación judicial. En este documento se plantea la necesidad de "un mejor conocimiento del llamado Síndrome de Alienación Parental (SAP) para evitar que, dada su carencia de base científica, pueda ser tomado en consideración por los órganos judiciales".

Uno de los casos más polémicos en España lo protagonizó Irune Costumero, que perdió la custodia de su hija alegando que trataba de manipularla para que no quisiera ir con su padre. Su situación ha llegado hasta la ONU, que ha pedido explicaciones a España por validar el SAP sin que exista evidencia científica que lo sustente. En declaraciones de la propia Costumero a laSexta, considera que está viviendo "una auténtica tortura institucional":

Publicidad