La madre del francés Vincent Lambert, en estado vegetativo desde 2008, ha pedido ayuda a la ONU, mientras el Supremo francés ha autorizado su desconexión.

"Me dirijo a usted hoy para pedir ayuda. Sin su intervención, mi hijo Vincent Lambert será sacrificado por un médico debido a su discapacidad cerebral", dijo Viviane, la madre, en su intervención ante el Consejo de Derechos de los Discapacitados de Naciones Unidas. "Está en un estado de conciencia mínima, pero no es un vegetal", ha asegurado.

Unas horas antes, ella ya lo explicó en una mesa redonda organizada por una ONG con sede en Estrasburgo, el Centro Europeo para la Ley y la Justicia. "Grito en voz alta que a Vincent le quiere asesinar", dijo, con entre sollozos.

La batalla judicial en torno al mantenimiento con vida del tetrapléjico francés Vincent Lambert dio este viernes un nuevo giro con la decisión del Tribunal Supremo de cerrar por completo la posibilidad de nuevos recursos. Con su dictamen, la máxima instancia judicial de Francia declaró incompetente al Tribunal de Apelación, que frenó ese proceso el pasado 20 de mayo, horas después de que el hospital de Reims iniciara el protocolo para detener su alimentación e hidratación artificiales.