Sergio, pareja de Dana Leonte, se encuentra en prisión acusado de su asesinato después de que los investigadores hayan reunido numerosos indicios que le sitúan como culpable del crimen.

Dana, de 31 años, desapareció el pasado 12 de junio en Arenas (Málaga). En su declaración en sede juicial, Sergio sigue defendiendo su inocencia tal y como reafirmaba en su alegato final: "Yo soy inocente, yo no he hecho nada. Yo a la niña la he cuidado perfectamente, cómo me van a prohibir ver a la niña, yo soy el padre", afirmaba.

En un momento de la declaración, la jueza le pregunta dónde se encontraba a la hora en la que se cree que se cometió el asesinato. El joven asegura que estaba en Vélez Málaga, sin embargo los repetidores sitúan su teléfono móvil en la zona de Arenas donde apareció un hueso que pertenecía a la desaparecida.