MÁS ALLÁ DE LOS SOFOCOS

¿Por qué te entran sudores durante la menopausia?

Si no fuera poco con la osteoporosis, la hinchazón abdominal, los cambios de humor o el insomnio, la menopausia acarrea sofocos y sudores. ¿Por qué el cuerpo de la mujer reacciona de esta manera cuando se retira la regla? En este artículo te explicamos la razón de este efecto secundario tan molesto.

Publicidad

STORIES

En nuestro imaginario colectivo asocias a una mujer de edad madura con un abanico en la mano. Cuando apremian las canas y se aproxima la menopausia, rápidamente te imaginas a una mujer canosa con sofocos, sudores y cambios de temperatura.

Esta imagen, además de ser un tópico manido, tiene parte de verdad, pues la menopausia -que habitualmente aparece a la edad de los 45 años-, comporta la llegada de una serie de síntomas relacionados con las alteraciones fisiológicas y hormonales que sufre el cuerpo de la mujer.

Los efectos secundarios de este cambio son muy diversos, desde la pérdida de masa muscular y de la densidad ósea, el aumento de pecho, los cambios en la piel y el cabello, la hinchazón abdominal y los consabidos sofocos y sudores fríos.

En este artículo de NovaMás te explicamos la razón por la que el cuerpo de una mujer que ha entrado en la etapa del climaterio tiene estos cambios de temperatura. Si quieres conocer la razón biológica de este efecto secundario, ¡sigue leyendo!

¿Qué son los sofocos?

Los sofocos son una repentina sensación de calor y ansiedad que provoca un aumento del flujo sanguíneo de la piel en el cuello, cara y tórax y que suele ir acompañado de sudoración y palpitaciones.

La duración de los sofocos suele ser breve -normalmente unos segundos, pero pueden prolongarse durante algún que otro minuto- y su frecuencia puede variar a lo largo del día.

Pueden aparecer de forma diurna o nocturna, y estos últimos están directamente asociados al insomnio que sufren las mujeres durante esta etapa.

Cuando los sofocos tiene lugar por la noche, la incomodidad del cambio de temperatura suele despertar a la mujer y como volver a la temperatura normal es un proceso dilatado, suele haber problemas para volver a conciliar el sueño.

¿A qué se deben los sofocos?

Los sofocos se deben al propio desequilibrio hormonal asociado a la menopausia. Durante este periodo, la producción de estrógenos y progesterona se reduce drásticamente.

La disminución de estrógenos altera el funcionamiento termorregulador del cuerpo que hace que se eleve la temperatura corporal y, posteriormente, para intentar disminuirla, se produce una vasodilatación que se manifiesta con el enrojecimiento y la sudoración de la piel.

Dicho en palabras de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, la aparición de los molestos sofocos se encuentra determinada por un proceso que se origina en el sistema vasomotor del cerebro, que se activa cuando existe un descenso del nivel de estrógenos en el organismo femenino, propio de la etapa de la menopausia.

Es común que aparezcan en la llamada perimenopausia, cuando todavía hay producción ovárica, pero lo más habitual que se prolonguen en el tiempo, durante un periodo comprendido entre los 2 y los 5 años después de la última menstruación.

No obstante, no es demasiado raro encontrarse con mujeres que han dejado de sufrirlos 7 o, incluso, hasta 10 años después de la menopausia.

Recomendaciones para aliviar los sofocos

Los expertos aconsejan sobrellevar los cambios de temperaturas, manteniendo las estancias bien ventiladas, huyendo de los cambios bruscos de temperatura y vistiéndose con varias capas para ir quitándose a medida que el calor aumente.

También recomiendan evitar el alcohol, las bebidas muy calientes y las comidas picantes, que de por sí aumentan la temperatura en un cuerpo que no esté en un periodo de climaterio.

Si los sofocos y la sudoración que conlleva el cambio hormonal supone una disminución notable de la calidad de vida, cabe recordar que hay tratamientos hormonales que pueden ayudar a sobrellevar los síntomas, pero siempre es necesario acudir al especialista en ginecología para que oriente sobre el más adecuado en cada caso e informe sobre los efectos secundarios.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

¿Por qué te sientes hinchada durante la menopausia?

Novamas » Vida

Publicidad