NovaMás » Vida

SEÑALES DE ALERTA

Si tu perro hace las heces así, preocúpate

Hay que prestar siempre atención al tipo de heces que hace tu mascota e informar sobre ello a tu veterinario si detectas señales que te explico en este artículo.

Si tu perro hace las heces así, preocúpate

iStock Si tu perro hace las heces así, preocúpate

Publicidad

Por más escatológico que parezca este tema, solo los propietarios de mascotas entienden lo importante que es este artículo. Casi a diario recibimos consultas acerca de las deposiciones de los animales, ya sean perros o gatos. Empezar la visita observando una foto sobre las heces de la mascota en el móvil del dueño es ya casi un clásico.

Aunque como veterinarios nos parece obvio cómo deben ser las cacas normales, nos hemos dado cuenta de que, para un propietario primerizo, lo normal y habitual no siempre coincide con lo que realmente debería ser.

Consistencia de las heces

Si la consistencia es blanda y no se puede recoger del suelo sin dejar mancha, no son normales. Lo más frecuente es que el pienso o comida que toma contenga demasiadas grasas o no digiera bien las proteínas.

Si no tiene forma, se consideran diarreicas y suele ser por una alteración de la flora intestinal.

Si son acuosas, la enterocolitis se complica y las enfermedades víricas entran en la lista de opciones, siendo muy importante diagnosticar cuanto antes la causa.

La mayoría de las veces se comienza con una consistencia blanda, pero si no se diagnostica o pone tratamiento a tiempo, puede evolucionar hasta el estado acuoso, poniéndose en riesgo la salud del animal.

El otro extremo es la sensación de estar recogiendo piedras o incluso bolas de yeso marrón. En esos casos la ingesta de agua es insuficiente y la calidad del pienso es mala. Al recibir tan poco aporte de líquidos y nutrientes, el organismo intenta absorber la practica totalidad de lo ingerido y los desechos parecen polvo aglomerado.

Cuando hay dilataciones del intestino grueso se pueden producir fecalomas, provocando un atasco de heces que se endurecen al estar más tiempo del normal en el tracto intestinal, siendo una urgencia médica.

Sin duda, los más afectados aquí son los gatos, con sus temidas bolas de pelo.

Color

Lo normal es un color marrón castaño en tonalidad media. Si son marrón oscuro, suele ser por la digestión de las proteínas y es típico de dietas Barf o de alta energía.

Si el color tira a claro, incluso llegando al amarillo mostaza, es por una alteración a nivel de intestino delgado. Esta información es muy importante para los veterinarios. Por ejemplo, un amarillo alimonado suele reflejar problemas hepáticos o pancreáticos.

Si el marrón es cercano al negro o incluso como petróleo, como muchas veces nos comentan, tenemos úlceras gástricas o un envenenamiento con raticidas. Si en algún momento hay que alarmarse con unas heces raras, es claramente en este caso.

Es frecuente que, tras varios días o varias deposiciones diarreicas, se observen hilos de color rojo alrededor de las heces. En este caso, un color rojo sangre en las heces, nos avisan de lesiones en el recto, frecuentemente en los vasos hemorroidales.

Brillos

Cuando las heces son aceitosas, brillantes, nos indica que el contenido en grasa es mucho mayor de lo habitual y puede estar relacionado con algún problema en la bilis del perro, encargada de deshacer dicho nutriente.

Frecuentemente nos cuentan que notan las heces como con babas y efectivamente puede ser así debido a un exceso de mucus en todo el tracto digestivo que indica un proceso un poco más crónico.

Parásitos

Ellos son los causantes de los problemas digestivos en la gran mayoría de los casos. Por desgracia no siempre los vemos o no son fácilmente reconocibles. Los más habituales son como lombrices de tierra, como fideos de sopa o como granos de sémola.

Claramente, cuando los animales no se alimentan de ninguna de esas cosas, el encontrar algo así en sus deposiciones es sospechoso. Por mucho que el pienso indique que contiene arroz, no es físicamente arroz, por lo que no podemos verlo en las heces. Si vemos granitos blancos, es importante guardar esa muestra de heces y llevarla al veterinario.

Cuerpos extraños

Nuestros queridos perritos son verdaderas aspiradoras. Alguna vez nos veremos en la situación de ver que se pone en posición de defecar y que lo que aparezca sea una piedra, restos de un pájaro, palos, una cuerda, una bolsa, un calcetín…. Si estamos en esa situación hay que saber que nunca se debe tirar para sacarlo. Si no parece terminar de salir, hay que ir a la clínica veterinaria y que le hagan una ecografía para que nos digan si lo que sea que está ahí dentro se ha quedado atascado en algún asa intestinal.

Sea como sea, ese objeto no ha pasado por todo el intestino delgado y grueso sin dejar huella. Habrá daños seguros y necesitará tratamiento y probablemente alguna prueba para ver que no quede nada más dentro.

Como veis, casi se podría establecer una especialidad médica solo para este tema. Como consejo, es importante informar del más mínimo cambio en las heces de tu animal ya que puede ayudar a detectar problemas mayores antes de que se compliquen y requieran acciones más complejas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

¿Por qué razón tenemos más gases los días previos a la regla?

Publicidad