VASOS SANGUÍNEOS ESTRECHOS

¿Te cuesta regular la temperatura en manos y pies? Quizá padezcas la enfermedad de Raynaud

La enfermedad de Raynaud provoca un estrechamiento de los vasos sanguíneos cuando se siente frío o estrés y te contamos por qué es importante que vayas al médico.

Calentar las manos

Calentar las manos iStock

Publicidad

STORIES

Sales a la calle y la exposición a una temperatura más fría hace que aparezca una extraña reacción en los dedos de tus manos y pies… También te pasa con el aire acondicionado o cuando sacas algo del congelador. Incluso cuando sufres algún episodio de estrés emocional. ¿Te suena?

No estamos hablando del momentáneo entumecimiento en las manos, que nos puede ocurrir a todos si pasamos un poco de frío en invierno y no llevamos guantes, por ejemplo. Hablamos de una exageración de la respuesta fisiológica a las temperaturas frías en dedos de manos y pies pero, en algunos casos, también en la nariz, los labios, las orejas e incluso los pezones.

La piel de las zonas afectadas se torna totalmente blanca. Luego, se vuelve azul y se siente fría y entumecida. Y, a medida que aumenta tu temperatura y mejora la circulación (que puede demorarse unos 15 minutos), las áreas afectadas suelen enrojecerse, palpitar, picar o hincharse.

Si sientes que este es tu caso, podrías padecer la enfermedad de Raynaud y es muy importante que acudas al médico si ya tienes antecedentes graves de este fenómeno en la familia y/o si presentas alguna herida o infección en los dedos de las manos o los pies.

¿Qué es la enfermedad de Raynaud?

Según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés), la enfermedad de Raynaud es un trastorno poco frecuente de los vasos sanguíneos que afecta generalmente los dedos de las manos y los pies.

Esta enfermedad provoca un estrechamiento de los vasos sanguíneos cuando la persona siente frío o estrés. Cuando esto ocurre, la sangre no puede llegar a la superficie de la piel y las áreas afectadas se vuelven blancas y azules. Cuando el flujo sanguíneo regresa, la piel se enrojece y se tiene una sensación de palpitación o de hormigueo. En casos severos, la pérdida del flujo sanguíneo puede causar llagas o la muerte de los tejidos.

Las personas en climas más fríos tienen una tendencia mayor a desarrollar este cuadro. También es más común en mujeres, en quienes tienen familiares con esta enfermedad y en personas mayores de 30 años.

Raynaud primario vs. secundario

Existen dos tipos principales de este trastorno. Según el artículo científico 'El Fenómeno de Raynaud', de Roberto Parodi y Facundo Galant Prunell, "se designa fenómeno de Raynaud primario o enfermedad de Raynaud a la situación en la que no se identifica otra condición o enfermedad asociada; mientras que el fenómeno de Raynaud secundario o síndrome de Raynaud se reserva para los casos en que se descubre una enfermedad subyacente, que actúa como factor causal o desencadenante".

Es decir, mientras que, en el Raynaud primario, los síntomas pueden llegar a ser tan leves que hagan que muchas personas no busquen tratamiento; el Raynaud secundario, a pesar de ser menos frecuente, tiende a ser más grave y está causado por traumatismos reiterados en las zonas afectadas, otras enfermedades (como la esclerodermia y el lupus), ciertas medicinas que afectan a los vasos sanguíneos o hábitos poco saludables, como el tabaquismo.

Qué hacer durante un ataque de Raynaud

Mayo Clinic, la organización internacional sin ánimo de lucro especializada en atención médica, investigación y educación, nos da los siguientes tips:

  • Ve adentro o a una zona más cálida
  • Mueve los dedos de las manos y de los pies
  • Coloca las manos debajo de las axilas
  • Mueve los brazos en círculos amplios (molinos)
  • Deja correr agua tibia (no caliente) sobre los dedos de las manos y de los pies
  • Masajea tus manos y tus pies
  • Si el estrés desencadena un ataque, sal de la situación estresante y relájate. Practica una técnica para aliviar el estrés que sea adecuada para ti y coloca las manos o los pies en agua caliente para ayudar a disminuir el ataque.

Más a largo plazo, el tratamiento puede incluir medicamentos que mantengan dilatados los vasos sanguíneos. Y también hay algunas cosas simples que puedes hacer, tales como: mantener manos y pies calientes durante los climas fríos y evitar ciertos desencadenantes psicológicos, como el estrés.

Ponte calcetines. Cuando saques alimentos del refrigerador o congelador, usa guantes o manoplas de horno. Algunas personas encuentran útil ponerse guantes y calcetines para irse a dormir durante el invierno. Como dice el refrán: "¡Ande yo caliente, ríase la gente!".

Pero, sobre todo, es importante acudir al médico para descartar el estar padeciendo Raynaud secundario, el cual podría estar generándote daños graves en los tejidos sin darte cuenta.

Novamas » Vida

Publicidad