EXTRAESCOLARES

Ballet, flamenco, moderno... ¿Qué baile es más recomendable para los peques de la casa?

Elige una actividad extraescolar que mantenga activo su cuerpo mientras se divierten y desarrollan habilidades intelectuales.

Danza para niños y niñas.

Danza para niños y niñas. Pexels

Publicidad

STORIES

Inglés, robótica, ciencias, artes plásticas... No son las únicas actividades que mejoran el rendimiento de los niños. La actividad física es una alternativa necesaria y conveniente, y el baile es una de las favoritas de los niños.

A diferencia de otro tipo de extraescolares, con una implicación mental elevada, el baile tiene la ventaja de ser capaz de canalizar la energía del niño y satisfacer una necesidad de ocio equiparable a la del juego. No se trata de añadir aún más horas lectivas a su ya extensa jornada en el colegio.

Si el baile es una opción que os convence, el primer criterio para decantarse por uno u otro es el más obvio: la preferencia del niño. Aquel con el que más se divierta y el que mejor sea capaz de expresar su necesidad de movimiento.

Ahora bien, a nivel motor y de desarrollo, cada modalidad aporta algo diferente:

Beneficios de la danza clásica para niños

Es la base de todo. Cualquier niño que comience a mostrar cierta habilidad y gusto por el baile debería conocer el ballet, especialmente si tiene intención de evolucionar o convertir su hobby en oficio.

Entre sus beneficios físicos podemos destacar la mejora de la flexibilidad y la estabilidad corporal, la orientación espacial y la coordinación, pero también el fortalecimiento muscular, sobre todo de piernas y espalda.

También existen enormes ventajas a nivel mental: es un buen entrenamiento de la memoria y la concentración, mejora la seguridad en uno mismo y pone el foco en la disciplina como forma de conseguir objetivos.

Esto último no significa que para bailar danza clásica sea necesario que vuestros hijos se pesen cada semana o se destrocen los pies, y mucho menos en edades tempranas. Esas costumbres están completamente desfasadas y a día de hoy todo tipo de cuerpo tiene cabida en la profesión.

Beneficios del baile moderno para los niños

Uno de los beneficios más evidentes de las danzas urbanas o contemporáneas es que responden a la perfección a ese deseo de diversión guiado por la música.

Pese a ser mucho menos disciplinado y metódico que la danza clásica, exige atención y obLiga a trabajar la memoria, pero sobre todo ayuda a liberar emociones y deja salir su lado más creativo.

Como muchos tipos de baile, guiados más por la música que por la instrucción del profesor, obliga a afinar el oído de los niños y ayuda a entrenar su capacidad comunicativa, otorgándoles seguridad también en otros aspectos de su vida (por ejemplo, a la hora de hablar en público).

Es una actividad cardiovascular, con la que mantener activo su corazón, al tiempo que interactuan con sus compañeros y aprenden a trabajar en grupo y a respetar el espacio del otro.

Beneficios del flamenco para los niños

Esta modalidad es una de las preferidas en España por ese componente cultural que lo hace único, y con el que buena parte de la población se identifica.

El flamenco comparte con otras disciplinas el trabajo de la postura, la expresión corporal y la reducción del estrés, entre otro beneficios, pero sin duda es un gran portador de herramientas sociales y de convivencia. Es especialmente interesante para niños introvertidos o con poca seguridad en sí mismos.

A nivel físico, esta modalidad trabaja la coordinación y el equilibrio, contribuye a una mejora de la salud cardiovascular y a una mayor consistencia muscular.

Como añadido, ayuda a entrenar habilidades artísticas que sin esta actividad pasarían inadvertidas, especialmente las relacionadas con la creatividad y con la música.

La edad idónea para comenzaren cualquiera de estas modalidades es los 4 años, sobre todo cuando se aspira a una trayectoria profesional. Sin embargo, cualquier edad es buena si el objetivo es divertirse, cuidar la salud y potenciar habilidades como la memoria y el ritmo.

A aquellos padres especialmente preocupados por el rendimiento académico, que consideran las extraescolares deportivas una pérdida de tiempo más valioso para estudiar, les recordaría la importancia de las horas de diversión y de la gestión del estrés, especialmente en edades tempranas.

En cualquier caso, y para su tranquilidad, está más que demostrado que la actividad física va asociada a mejores notas. Las recomendaciones son nuestras, pero la decisión es suya.

Novamas » Vida

Publicidad