NovaMás » Gente

UNA DURA INFANCIA

Miguel Bosé, sobre sus padres en su libro de memorias: ''Mi problema fue sobrevivir a esos dos monstruos''

El cantante Miguel Bosé ha escrito un libro de memorias en el que habla sobre la complicada infancia que tuvo junto a sus padres.

laSexta

Publicidad

Miguel Bosé se ha armado de valor para contar en su nuevo libro 'El hijo del Capitán Trueno' cada detalle de su infancia y adolescencia, hasta el año 1977, que a día de hoy no habían salido a la luz. El libro relata episodios de su vida tanto buenos como malos, y cuenta la relación que tuvo durante estos años con su padre Luis Miguel Dominguín y su madre Lucía Bosé.

Miguel Bosé presentando su libro 'El hijo del Capitán Trueno'
Miguel Bosé presentando su libro 'El hijo del Capitán Trueno' | GTRES

Durante la presentación a los medios de su autobiografía el cantante comentó: "El problema que tenía Miguelito fue sobrevivir a diario a esos dos monstruos que tanta sombra y tanto eclipse causaban", reflexionaba el autor.

El título del libro hace referencia a una canción que estrenó hace 20 años con el mismo nombre, 'El hijo del Capitán Trueno', dedicada en su momento a su padre y hablando sobre la decepción de este a lo largo de las etapas de crecimiento de Miguel: "No reunía las condiciones que buscaba en un heredero: machote, cazador, rudo. Yo era de vena más lombarda, sensible, y leía mucho".

Bosé en un momento de la rueda de prensa ha pedido a los periodistas que se quiten las mascarillas para poder verles la cara y es el momento en el que ha explicado la razón por la que ha decidido relatar este momento de su vida hasta 1977: "Acaba en ese momento porque ahí empieza la serie que empezará a grabarse en dos o tres meses, arranca cuando me subo por primera vez a un escenario y va para adelante".

En el libro Bosé puntualiza que "no es un ajuste de cuentas, sino un ejercicio de entender", y que "lo he perdonado, aunque tampoco había que hacerlo, porque luego uno crece y hace cosas peores. Al final esa genética se traslada y se multiplica y entendí que lo que tanto me había dolido de él yo lo estaba repitiendo".

El artista confesó no estar seguro si debía contar todo: "La separación de mis padres y contar lo de mi madre durmiendo en la calle... Dudé. Había cosas en las que no sabía si tenía el derecho de intrusión. Pedí señales, me las dieron y lo conté, pero esa imagen me caló muy hondo, fue devastador".

El artista termina contando: "De haber vivido en un lugar diferente no sería como soy, ni tendría este carácter, porque en las dificultades se forjan los caracteres más que en las bonanzas".

Seguro que te interesa...

La renovada imagen de Miguel Bosé un año después

Publicidad