SNACK DELICIOSO

Piruletas de queso parmesano en 5 minutos

Descubre cómo hacer estas deliciosas piruletas de queso parmesano. Verás lo adictivas que son y cómo triunfan como entrante en una comida familiar o como snack en un cumpleaños infantil. Lo mejor es que tardarás 5 minutos en hacerlas.

Piruletas de parmesano

Piruletas de parmesano iStock

Publicidad

O lo amas, o lo odias. Cuando hablamos de queso, no hay término medio. Si eres de los primeros, estarás de acuerdo en que este producto láctico es el acompañante perfecto para un buen vino y el ingrediente que no puede faltar en cualquier hamburguesa, bocadillo, pizza o plato de pasta. Donde haya un buen topping de queso que se quite todo lo demás.

Pero más allá de sus usos habituales, el queso puede servirse de infinitas formas, gracias a su maleabilidad cuando está caliente. Un formato ideal para comer como snack o entrante en cualquier celebración son las piruletas.

Da igual que seas niño o adulto, coger un palito coronado con un círculo de queso crujiente te resultará de lo más tentador: no podrás parar hasta que se terminen. En este artículo de NovaMás te contamos cómo hacerlas. ¡Verás qué fácil y rápido es!

Ingredientes

  • Queso parmesano rallado, troceado o en polvo
  • Opcional: semillas, bacon, salsa trufada (la encontrarás en Mercadona)

Herramientas

  • Molde redondo pequeño
  • Palitos de madera o plástico
  • Papel vegetal

Paso a paso

1. Precalienta el horno a 180º.

2. Pon en un bol el queso y caliéntalo al microondas unos 10 segundos, para que quede maleable.

3. Extiende el papel vegetal sobre la encimera y, con la ayuda del molde, ve haciendo círculos de queso: pones dos cucharadas dentro del molde y lo aplanas con la parte trasera de la cuchara hasta que quede bien compacto. En este punto puedes añadir al queso las semillas, el bacon o la salsa trufada, dependiendo del resultado fantasía que desees.

4. El siguiente paso es formar la piruleta. Coge un palo, apóyalo con cuidado encima del círculo, cubre con un poco más de queso y vuelve a aplanarlo para que quede compacto.

5. Hornea las piruletas muy pocos minutos, bajando un poco la temperatura del horno para que no se quemen.

6. Quédate mirando el horno hasta que veas que se están doradas y sácalas.

7. Déjalas enfriar a temperatura ambiente y ¡listas para disfrutar!

Sírvelas en un bote de cristal decorado con un trapo de cocina bonito o con un papel decorativo. Y si es para una fiesta infantil, añade lazos de colores con etiquetas con los nombres de los invitados: ¡les encantará!

Queso parmesano como postre

A pesar de que se cree que el parmesano solo sirve para condimentar comidas o como entrante, lo cierto es que en Italia también lo sirven como postre acompañado de higos o, en algunos casos, pera.

¿Y por qué no probar de hacer un pastel de queso con parmesano? El cheesecake con "el rey de los quesos" será una apuesta segura.

Cheesecake
Cheesecake | Pexels
Novamas » Cocina

Publicidad